Iñigo Urkullu: pudo ser sacerdote o futbolista pero acabó siendo lendakari

  • Política
  • 07-04-2022 | 07:04
  • Escribe: Guillermo Vives
Iñigo Urkullu Renteria, nacido el 18 de septiembre de 1961, es un político español de ideología nacionalista vasca.


Iñigo Urkullu Renteria, nacido el 18 de septiembre de 1961, es un político español de ideología nacionalista vasca. Desde el 15 de diciembre de 2012 es el lehendakari del Gobierno Vasco. Fue presidente del Euzkadi Buru Batzar (EBB) del Partido Nacionalista Vasco entre enero de 2008 y diciembre de 2012.

En el año 2012, cuando se presentó por primera vez a las elecciones para gobernar en el País Vasco, la televisión autonómica de la región le hizo una presentación en la que destacó, por encima de todo, la frase que compartimos a contiuación: "La familia es la causante de mis remordimientos de conciencia".



Esta es la podemita que sacaría de España a patadas a los judíos

Iñigo Urkullu es una persona de familia. Está casado desde hace 30 años con Lucía Arieta-Araunabeña, que ha ejercido en los últimos años como administrativa en una comisaría de la policía vasca. Es habitual verla acompañando a su marido a casi todos los actos institucionales. También en algunos de campaña.



Con su mujer tiene tres hijos: Malen, Kerman y Karlos. Karlos, como sus progenitores, estudió Magisterio, Keman estudió Psicología y trabaja en el sector de los Recursos Humanos y Malen cursó Lenguas Modernas y es profesora. Mantienen todos ellos una excelente relación con su padre.

La gran afición de Iñigo Urkullu es estar con su familia. Aprovecha cada segundo que tiene libre para disfrutar tanto de su mujer como de sus hijos. En su juventud, fue siempre un chico responsable y formal. Estudió en la escuela de su pueblo y en el seminario y fue futbolista.



Jugó como centrocampista, aunque también hacía tareas de defensa, y a pesar de su carácter tranquilo, protegía la pelota y su equipo con bastante dureza. Esa afición lo aproximó a su suegro, un jugador del Athletic de Bilbao, Eneko Arieta, un conocido delantero de los años 50.

Finalmente se dedicó a la política

A pesar de estar en el seminario y jugar de forma habitual al fútbol, Urkullu no se decantó ni por una carrera como sacerdota ni por ser futbolista profesional. Poco a poco comenzó a aproximarse hacia el mundo de la política, en el que ha conseguido llegar a lo más alto dentro del País Vasco.



Rivera 'utiliza' a Malú para meterle un palo a Sánchez: "No hablo de mi colchón"

Muy pronto se metió en política. Fue en un mitin de las juventudes del PNV donde conoció a su esposa, que como él, estudiaba Magisterio. Él ejerció unos años como maestro en la ikastola Asti-Leku de Portugalete y en el colegio Félix Serrano de Bilbao, pero fue una etapa corta porque con 23 años ya era parlamentario.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario