¡¡Inaudito!! La ANC invita al boicot al cava catalán en Cataluña

  • Cataluña
  • 12-09-2019 | 08:09
  • Escribe: Sergi Cuesta

En vez de centrarse en hacer grande Cataluña, se dedican a destrozarla desde su interior. Objetivo: independencia


Tener un negocio de cava puede traducirse en tener un dolor de cabeza interminable. Si hace años sufrieron un boicot por parte del variado territorio español, son ahora los propios indepes quien toman las riendas.

Ya saben cómo funcionan. Si se trata de fastidiar, los lazis por delante. Les da igual el qué. Tan pronto te cortan una carretera como te sacan una lista de empresa no afines al procés para boicotearlas. El objetivo es tocar las narices constantemente.


¿Compras a lo catalán o a lo fascista?

Ahora los indepes pretenden boicotear las empresas de cava catalán, coincidiendo con la ‘Feria de Consumo Estratégico’, que consiste en hacer un test para saber si eres un buen catanazi o un fascista español a la hora de hacer la compra.

Sindicalistes per la República (SxR) ha emitido un comunicado que se ha difundido como la pólvora entre los sectores tontolazis, donde “pedimos que los trabajadores y trabajadoras no consuman productos de grandes marcas mafiosas y especuladores del cava”.


Las grandes mejor no

Detallan una serie de empresas: Jaume Serra “una empresa de Murcia”, “Freixenet, una multinacional de Alemania” y “Codorniu, en manos de un fondo de inversión americano”.  Coincidencia que Freixenet y Codorniu, que son las mayores empresas de cava catalanas, sean contrarias a la independencia.

En el mismo comunicado adjuntan una lista con los logros de las empresas que consumen los ‘buenos catalanes’, afines al régimen de RacisTorra: Gramona, Llopart, Nadal, Recaredo, Sabaté i Coca, Torelló, Can Feixes, Júlia Bernet y Mas Candí.



Los de la meseta son los culpables, ¡Madrid nos da más negocio!

Y ahora llega la ANC, experta buscadora de culpables. Porque como habrán adivinado, la culpa nunca es de Cataluña ni de los catalanes: “La culpa es del Ministerio de Agricultura, que autorizó los últimos años la plantación de 6.000 nuevas hectáreas de viña tanto en la región del cava como en otras zonas de España, y ello provoca sobreproducción”.

“Una vez más, nos encontramos ante decisiones políticas ajenas que perjudican directamente la economía catalana y afectan tanto a productores como a consumidores”, sentencian. Y tan anchos se quedan.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario