Imputan a una mujer en Lugo por maltrato animal después de arrojar 11 cachorros a la basura

  • Mascotas
  • 21-01-2021 | 09:01
  • Escribe: Macarena Moreno

Esta los metió en un saco de pienso y tras introducirlos en el contenedor puso encima una piedra




Una vecina de la localidad de Muxa, en Lugo, introdujo en el mes de mayo de 2020 a una camada de cachorros recién nacidos en un saco de pienso, los arrojó a la basura y les puso una piedra encima.

Días después, un veterinario de la protectora ‘Sociedad Protectora de Animales’ de Lugo se personó en el lugar tras conocer la denuncia que se había interpuesto por la sospecha de que algún animal estuviera en el interior de un contenedor de la zona de A Campiña, debido a los ruidos y movimientos que se habían percibido.



Vídeo viral: La graciosa reacción de este husky siberiano al probar por primera vez diferentes tipos de comida

Este, al descubrir el saco y abrirlo se encontró con una camada de 11 perritos recién nacidos de los cuales 7 ya habían muerto por asfixia y el peso de la piedra. Para poder salvar a los 4 que habían sobrevivido, el hombre se los llevó a su casa para darles alimento y calor, aunque finalmente 3 de ellos murieron horas después.



Debido a la gravedad de los hechos, el veterinario formuló una denuncia al Seprona y al juzgado para poder encontrar a la dueña que realizó tal acto inhumano.

Lázaro, el perrito que ayudó a encontrar a la autora de los hechos

Para que este caso no quedara en el olvido y se imputara a la autora de tales actos, el veterinario lucense optó por congelar los cadáveres para así usar su ADN y encontrar a la madre de los cachorros, aunque finalmente no fue necesario.



Después de formular la denuncia, la Guardia Civil comenzó una investigación por la zona de A Campiña donde se encontró una perra con cruce de pastor alemán de la que sospecharon que había sido madre recientemente, debido al estado de sus mamas. Esta no estaba legalizada, ya que no tenía el chip, por lo que además de levantar acta por esta infracción los agentes también recogieron una muestra de saliva de la misma.

Las protectoras denuncian el riesgo extremo de los animales a causa de la borrasca Filomena



El trabajador de la protectora pudo localizar al único perro superviviente que ya había sido adoptado, y bautizado con el nombre de Lázaro, para realizarle también una muestra de saliva. Poco después, con los resultados de criminalística de la Guardia Civil se pudo confirmar que este cachorro es hijo de la perrita anteriormente examinada.

Delito al que se enfrenta su dueña

8 meses después de que ocurrieran los hechos, la dueña de dicha camada ha sido imputada por la Guardia Civil por un delito de maltrato animal, puesta a disposición judicial y se puede enfrentar hasta a una pena de cárcel.

Esto se ha podido llevar a cabo gracias a la actuación de la ‘Sociedad Protectora de Animales’ que rescató a los perritos y a la Guardia Civil por su labor para encontrar a la dueña.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario