Importantes novedades en el caso de la presunta violación de Carlota Prado en Gran Hermano Revolution

  • TV y Cine
  • 10-10-2019 | 09:10
  • Escribe: Álvaro Jiménez

El auto que termina la instrucción judicial destaca que José María estaba consciente y ella ebria.


Carlota Prado, concursante de 'Gran Hermano Revolution', denunció a José María López por haberla violado dentro de la casa de Guadalix de la Sierra en 2017.

Ahora, la jueza que ha estado estudiando el caso los últimos dos años ha determinado que José María estaba consciente mientras que Carlota Prado iba borracha. (Carlota (GH18) narra con todo lujo de detalles la violación que sufrió en la casa de Guadalix)


La magistrada da un plazo a las partes para que decidan si acusan, al considerar que hay indicios de un delito de abuso sexual, penado con entre uno y tres años de cárcel.

Una de las cámaras del programa lo grabó todo. En las imágenes se puede ver como Carlota se hallaba tumbada "sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama", cuando José María López realizó movimientos bajo el edredón "que aparentemente pudieran consistir en penetraciones".


Según fuentes jurídicas, la jueza de Colmenar Viejo que ha investigado el caso dio por terminada la instrucción el 10 de diciembre de 2018. La defensa del concursante recurrió ese auto, pero la Audiencia Provincial de Madrid ratificó la decisión el pasado 25 de julio.

La Audiencia Provincial de Madrid determinó que "existen indicios de que la conducta del recurrente pudiera ser constitutiva de un delito de abuso sexual". (El estremecedor relato de Carlota, la 'gran hermana' que fue violada en directo)



La declaración de José María

"Nos estuvimos restregando. Que yo recuerde, ella conmigo y yo con ella. Me encontré con ella en la puerta de la cocina y nos tiramos en los sofás. Me pega, me araña, me escupe... que era nuestra relación. Se pone encima de mí y empieza a restregarse fuertemente y miro a mis compañeros porque pienso que nos están viendo y decidimos irnos los dos a la cama", explicó en junio de 2018 a la jueza.

"Ella se restregaba conmigo y yo con ella, y ya está. Y cuando yo veo que ella deja de restregarse conmigo, me asomo y miro a ver cómo está y veo que está mal. Y ya está", señaló.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario