Iglesias, retratado: lo que antes era "jarabe democrático" ahora son "provocadores" y "ultraderecha"

  • Política
  • 26-09-2021 | 09:09
  • Escribe: Daniel Guerra

El ex vicepresidente segundo del Gobierno aplaude al "servicio del orden" que expulsa a los "provocadores" del acto.




Desde el nacimiento de Podemos, y desde su alzamiento como líder indiscutible de la formación, Pablo Iglesias defendía los escraches a los dirigentes políticos del momento como un ejercicio de democracia y de control del pueblo español a sus dirigentes.

"Jarabe democrático" defendía el podemita, junto a sus fieles y cofundadores de la marca podemita, defendiendo y colaborando en los escraches que tuvieron que vivir políticos como Cristina Cifuentes, en plena calle, Begoña Villacís, embarazada, Rosa Díez, en la universidad, o Soraya Sáez de Santamaría en la puerta de su propio domicilio,



Ejercicio democrático que, sin embargo, pasó a convertirse en "acoso" cuando quién empezó a experimentarlo fue el propio Iglesias en su mansión de Galapagar tras convertirse en el vicepresidente segundo del Gobierno.

El Gobierno se 'escuda' en la Justicia y enfurece aún más al movimiento independentista



Un "acoso" contra el que se pronunció en el Congreso, ante los medios de comunicación, entre lágrimas, mientras organizaba desde el Gobierno todo un equipo de seguridad, de Guardia Civil y Policía Nacional, para 'defenderse' de este "jarabe democrático", que ahora le sabía amargo.

Ahora, el ex vicepresidente segundo del Gobierno ha vuelto a experimentar en sus carnes el enfado de la ciudadanía española, engañada por sus promesas electorales en su etapa como líder de Unidas Podemos, durante un acto de aniversario del Partido Comunista de España (PCE).



De 'jarabe democrático' a 'provocadores' de la ultraderecha

Así pues, durante su intervención, Pablo Iglesias se ha visto interrumpido por unos asistentes que, mostrando su desengaño con las promesas del 'sí se puede', han dado "jarabe" al ponente.

"¿Dónde está el cambio, dónde está el progreso?" le han abuecheado, mientras, en un gran ejercicio democrático, los organizadores comunistas cortaban la emisión en streaming durante la aparición de los protestants, que pronto eran expulsados del lugar.



¿Quién miente?: las encuestas no coinciden con los resultados del CIS de Tezanos

Actuación que poco después ha sido criticada por el propio Pablo Iglesias, que ha vuelto a tildar estos escraches contra su persona de acciones de "provocadores" de la "ultraderecha" que sólo quieren acabar con el proyecto 'liberador' del comunismo que impide la libertad de expresión de los manifestantes.

"Me vais a permitir que pida un aplauso para el servicio del orden" ha comentado "Defender los espacios de los provocadores es una obligación de los militantes. Los que regalan titulares y clicks a los medios de ultraderecha no son más que provocadores que merecen toda la contundencia de la militancia popular y comunista".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario