Iglesias, el 'caballo de Troya' de la Moncloa

  • Política
  • 24-01-2021 | 09:01
  • Escribe: Daniel Guerra

La economía se ha convertido en el muro 'infranqueable' de los podemitas dentro del Gobierno de coalición.




"Me he dado cuenta que estar en el Gobierno no es estar en el poder" aseguraba el pasado domingo el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en una entrevista en La Sexta Noche.

Unas palabras que no sólo demostraban la decepción del líder de Podemos con respecto a sus aspiraciones políticas, sino que demostraba también la falta de entendimento entre los podemitas y la sección socialista del Ejecutivo.



Y es que el líder de la formación morada ha experimentado múltiples encontronazos con los ministros socialistas durante el primer año de Gobierno de coalición, convirtiendo al líder de Podemos en un 'caballo de Troya' que dificulta la acción del Ejecutivo desde dentro, a pesar de que la pandemia del coronavirus parecía, en los primeros momentos, unir a ambos partidos en la lucha conjunta contra la crisis sanitaria.

Héroes en la sombra: los consejeros regionales se convierten en ministros



Así pues, Iglesias chocaba con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, debido a las diferencias entre ambos en la implementación del Ingreso Mínimo Vital (IMV), que acabó produciéndose sin que cumpliera con las premisas podemitas. Un encontronazo que volvía a repetirse esta semana, ya que la subida del periodo de cómputo del cálculo de las nuevas pensiones, de los 25 a los 35 años, no contaba con el apoyo de Podemos, que llegaba a amenazar a Escrivá con retirar su apoyo a la reforma en el Congreso; una tensión que finalmente provocaba que la subida fuese 'eliminada' del documento oficial enviado a Bruselas.

También el líder de Podemos ha tenido duras palabras con el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska; y es que la crisis migratoria de Canarias provocaba que los morados en el archipiélago pidieran la dimisión de Marlaska, teniendo que interferir la dirección general a favor del ministro; una 'paz' que duraría poco, ya que el propio Iglesias volvía a provocar la incomodidad entre ambos con sus declaraciones sobre el Sáhara, una cuestión cuya competencia reside en el ministerio de Marlaska, en estrecha colaboración con el de Margarita Robles.



Un ministerio, el de Defensa, que también ha recibido las puñaladas de los morados, acusando Iglesias a Robles de ser la "favorita de la derecha"; ataques que los podemitas también han dirigido contra Isabel Celaá, ministra de Educación, y contra Teresa Ribera, ministra de Transición ecológica, que devolvía el golpe instando a Podemos a"trabajar de otro modo" y olvidar su actitud de "oposición dentro del Gobierno".

La economía, el bloque 'duro' del PSOE frente a Iglesias

Muchos han sido los enfrentamientos de los podemitas con sus socios de Gobierno, los cuales han sido muchas veces solventados públicamente, ya que desde Podemos han decidido ganar en los medios de comunicación y redes sociales aquellas propuestas que no son capaces de defender en Consejo de Ministros.



Irene Montero 'reaparece' para volver a dividir al Gobierno

Una estrategia que, sin embargo, no les ha funcionado en el terreno económico, donde las premisas podemitas como la derogación de la reforma laboral, la subida del Salario Mínimo o el precio de la luz han causado polémica, pero no han conseguido potenciar las políticas expansivas de Podemos.

Y es que Nadia Calviño, muy valorada en Europa, y María Jesús Montero, mantienen su posición económica firme a pesar de las exigencias podemitas, convirtiéndose en el bloque 'duro' de un PSOE que parece dispuesto a ceder con tal de mantenerse en la Moncloa.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario