Iglesias defiende el tercer grado a los líderes del 'procés' y trabaja para conseguir el indulto

  • Cataluña
  • 28-01-2021 | 21:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El Gobierno respeta la decisión de la Generalitat y Ciudadanos espera que el Supremo ponga orden y devuelva a los presos a la cárcel


La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha explicado este jueves que el Gobierno respeta y no opina sobre la decisión de la Consellería de Justicia de la Generalitat de respaldar el tercer grado para los presos independentistas, porque "nunca interviene" en la cuestiones que tienen que ver con "intervenciones garantistas" a través de la ley penitenciaria y de "las autoridades que corresponden".

En declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso, al ser preguntada por esa decisión de la Generalitat, Calvo ha defendido que el Gobierno nunca opina sobre esas cuestiones, al igual que tampoco "juega con los plazos" de las elecciones catalanas, como sí ha sugerido que hacen otros, en alusión al Gobierno catalán y los partidos independentistas por tratar de aplazar los comicios.


El Supremo circula en dirección contraria a Sánchez:  No al tercer grado para los presos golpistas

"El Gobierno no se pronuncia en esta cuestiones, porque donde hay intervenciones garantistas a través de nuestra ley penitenciaria y de las autoridades que corresponde el Gobierno no interviene, y no opina", ha afirmado, al tiempo que ha reivindicado el "respeto entre poderes diferentes".


Para Iglesias el tercer grado es una gran noticia para la democracia

Quien sí se ha mojado sobre el tema es el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que ha considerado que el tercer grado a los presos del 'procés' es la "mejor noticia para la democracia" y que trabajan para que el Gobierno pueda otorgarles los indultos, a la vez que ha asegurado que no va a participar en "ningún coro" que quiera "criminalizar ni insultar" a los exdirigentes catalanes Oriol Junqueras o Carles Puigdemont.

El preso Rull pide el tercer grado insultando: “¡¡España está enferma!!”



Por otro lado, está convencido de que En Comú Podem, cuya lista lidera Jessica Albiach, entrará en el Govern y que el nivel de políticas de izquierda depende de la fuerza que consiga en estos comicios. En este sentido, abre vías de entendimiento con la izquierda "monárquica" e "independentista" (en alusión a PSOE y ERC) pero ha advertido al candidato socialista y exministro Salvador Illa, que ser el candidato con más respaldo mediático puede ser contraproducente.

En declaraciones a TV3, ha aludido a la polémica generada por haber dicho que Puigdemont era un exiliado cuando se le preguntó si su caso era comparable a los republicanos que dejaron el país por el franquismo.

No va a utilizar la memoria para decir que los Jordis son unos "mierdas" 

Al respecto, el también líder de Podemos ha explicado que su abuelo estuvo en la cárcel durante la dictadura, en condiciones "infinitamente peores" que los presos del 'procés' y que los partidarios de la II República padecieron una situación "mucho más grave y dura" que la de Puigdemont.

Dicho esto, Iglesias ha rechazado que tenga que utilizar "la moneda de su abuelo" para decir que Puigdemont, Junqueras o 'los jordis' "son unos mierdas, unos corruptos o unos sinvergüenzas".

La Fiscalía ve "choteo" en la petición de liberar a los presos golpistas

Iglesias ha dicho que Puigdemont es su adversario político y lo hizo "muy mal" mientras presidió el Govern, pero no va entrar por ello en un "coro, que tiene muchos apoyos mediáticos de Madrid" y que ya tiene a muchos políticos han hecho poco por resolver los problemas del estado" en busca de "aplauso", para "criminalizar o insultar" tanto a él como a Junqueras.

En esta línea, ha apuntado que, como se vio, pagó "caro" el no sumarse a esa postura, pero tiene claro que el problema en Cataluña solo se resuelve con "diálogo y empatía".

Cs espera que el Supremo acabe revocando el tercer grado a los presos del procés, que considera una "vergüenza"

Ciudadanos, por su parte, espera que la Fiscalía recurra la concesión del tercer grado para los líderes independentistas condenados por el referéndum ilegal del 1 de octubre del 2017 y la Sala Segunda del Tribunal Supremo acabe revocando esa decisión, que considera una "vergüenza".

El portavoz adjunto de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, se ha pronunciado en estos términos respecto del nuevo respaldo de la Consellería catalana de Justicia a la concesión del tercer grado para los presos del procés, que usarán a partir del viernes, salvo Carme Forcadell, sobre quien el Servicio de Clasificación aún no ha resuelto su semilibertad.

El dirigente de la formación naranja ha dicho que le parece una noticia "grave y preocupante" que la Generalitat vaya a permitir salir a los presos del 1-O "a las puertas de la campaña electoral" en Cataluña y pasearse "como si no hubiera pasado nada".

"Es un tratamiento privilegiado a personas que han cometido delitos muy graves" y que "quiebra" el necesario régimen de igualdad entre internos, ha dicho Bal, advirtiendo de que ahora también deberían pedir el tercer grado presos con delitos menos graves que hayan cumplido más pena que los líderes del 1-O.

En este punto, Bal ha querido dejar claro que la progresión de grado se concede cuando el preso se encuentran en proceso de rehabilitarse, un situación en la que, a su juicio, no están los internos del procés cuando amenazan cada día con perpetrar "otro golpe de Estado".

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario