¡¡Homicidio imprudente!!

  • Política
  • 12-05-2020 | 23:05
  • Escribe: Pedro Riscal

Pedro Sánchez deberá dar explicaciones a las familias de más de 3.000 víctimas por "la irresponsable y negligente inacción y actuación tardía y nefasta"


Alguien tendrá que apechugar con las responsabilidades por la nefasta gestión del coronavirus en España y sus casi 27.000 víctimas hasta ahora. Los acontecimientos sucedidos en las residencias de ancianos, el retraso en adoptar medidas, la torpeza mostrada en la compra de material sanitario y la incapacidad de ofrecer versiones creíbles sobre lo que estaba pasando ha llevado a un grupo de abogados a crear una plataforma que permitirá a los familiares de las víctimas llevar a Pedro Sánchez al banquillo de los acusados.

Homicidio imprudente en la gestión de la pandemia

Once abogados de toda España han presentado una querella ante el Tribunal Supremo en representación de más de 3.000 familiares de fallecidos a causa del coronavirus contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los 22 vicepresidentes y ministros del Ejecutivo por posible delito de homicidio imprudente en la gestión de la pandemia. (Las querellas a las que se enfrenta Sánchez por la gestión socialcomunista del virus)


La querella ha sido presentada ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo contra todos los miembros del Consejo de Ministros por "un número no determinado aún de delitos de homicidio por imprudencia grave" al haber permitido por acción o por omisión la extensión de la pandemia y la muerte de estas personas por el virus Sars-Cov-2.

3.268 víctimas representadas

Los firmantes de esta querella, que representan a 3.268 personas, han advertido que se podría ampliar para incluir los delitos de prevaricación y omisión del deber de socorro, entre otros, así como incluir al director del Centro de Coordinación de Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, y otros asesores de Sanidad como cooperadores necesarios.


En concreto, la querella representa a 3.268 las personas, cuyas familias han perdido a 3.274 familiares como consecuencia de la epidemia del Sars-Cov-2, aunque hasta el momento únicamente se han personado 116 familias "dado que las restantes no han podido obtener" el Certificado Médico de Defunción necesario para poder acreditar la muerte de los familiares, y las causas del óbito. (“Lealtad no es sumisión”. Aviso serio a la torpeza del Gobierno: ¡¡A Pedro Sánchez se le rebelan hasta los suyos!!)

Entre otras cuestiones, en el texto de la misma se denuncia "la irresponsable y negligente inacción y actuación tardía y nefasta" por parte de los 23 miembros del Gobierno en la gestión y evolución de la pandemia por el nuevo coronavirus.



"Escenario perfecto para la propagación del virus"

"Una crisis sanitaria", dice el texto, "que, amén de tardía, ha estado continuamente trufada de decisiones y ordenes verbales, contradictorias con las medidas previstas para el freno de los contagios, lo que a su vez ha contribuido de manera poderosa al desproporcionado incremento del número de víctimas que, posiblemente, se contagiaron en los propios centros sanitarios, en los que se produjeron dantescas escenas de hacinamiento de enfermos, creándose así un escenario perfecto para la propagación del virus".

"Lo que ha ocurrido con la pandemia del COVID-19 es muy grave", ha explicado la Fundación Zaballos que preside Emilia Zaballos y que se ha unido a la iniciativa promovida e iniciada por la plataforma El Día Después. (¿Por qué Navarra sí y Málaga no? La pregunta que nunca sabrá contestar Pedro Sánchez)

"Las responsabilidades, desde nuestro punto de vista, están muy claras. Ahora le toca decidir a la justicia", ha señalado esta fundación que se ha unido a los once abogados de toda España que han presentado la querella.

Desamparados en manos de un grupo de aficionados

Son las consecuencias del pésimo comportamiento de un gobierno calamitoso que no ha sabido plantar cara a la pandemia con eficacia ni proteger a la población, como era su obligación, de sus efectos. De hecho, la salida de la crisis ha dependido más de la capacidad individual de los ciudadanos para autoaislarse que de la maña del gobierno para protegerle. Los españoles se han sentido desamparados en manos de un grupo de aficionados que iban dando tumbos y ofreciendo explicaciones dispares en función de la evolución de la epidemia.

Miles de casos asintomáticos que no eran detectados por falta de medios para protegerles y detectarlos han expandido el virus mientras los sanitarios lo combatían sin medios adecuados en una situación impropia del siglo XXI. Y no se pueden ir de rositas después de haber dejado por el camino a casi 27.000 víctimas... de momento. De hecho España es el país del mundo con peores datos si se contabilizan atendiendo a la proporción de su población.

No es la primera querella contra Sánchez

Y esta no es la primera querella que reciben Pedro Sánchez y el Gobierno. El 19 de marzo se presentó ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo otra por permitir la marcha feminista en el Día Internacional de la Mujer, cuando el virus ya habitaba entre nosotros. Aquellos 120.000 manifestantes fueron un caldo de cultivo decisivo para que el coronavirus se expandiera por toda España. (Jiménez Losantos deja retratado a Pedro Sánchez: "Aquí hay un estado de guerra del Gobierno contra el pueblo")

La población española hacía vida normal a primeros de marzo mientras Francia e Italia adoptaban medidas drásticas conscientes de lo que se les venía encima. Aquella primera demanda, impulsada por Sigfrid Soria, reclamaba a la Fiscalía la "detención inmediata y puesta a disposición judicial del presidente del gobierno español.

Cuando la pandemia acabe, si es que acaba, entraremos en una nueva fase. La fase de las responsabilidades. Y Pedro Sánchez deberá dar explicaciones y justificar sus actos. Porque esto no puede quedar así. Hay mucho dolor esparcido por la negligencia de un Gobierno que no ha sabido estar a la altura.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario