Histórico: Modric enloqueció en el vestuario tras la remontada épica ante el PSG

  • Deportes
  • 10-03-2022 | 07:03
  • Escribe: Manuel Simón
El croata se marcó un partidazo y después lo celebró con todos sus compañeros y el cuerpo técnico


El Real Madrid es una fiesta que durará unos cuantos días después de haber firmado una noche histórica con la remontada al PSG. Uno de los artífices principales de la gesta fue Luka Modric, que celebró a lo grande el triunfo en los vestuarios una vez que finalizó el encuentro.

Modric no pudo llevarse el trofeo de MVP del partido porque ese honor era claramente para el goleador de la noche, Karim Benzema, cuyo hat trick clasifica al Madrid y elimina al PSG. Pero el francés haría bien en guardar un pedacito de ese trofeo para el croata, el 10 del Madrid que volvió a cuajar un partidazo de 10 ante uno de los equipos más temibles de Europa. Por tanto, no es para menos la celebración que se dio una vez que el árbitro señaló el final.



El Barça quiere aprovecharse de las dudas de Cristiano Ronaldo en el Manchester United



Como un capitán

Modric cumplirá este verano 10 años desde que llegó al Real Madrid. Una década en la que el croata se ha ido convirtiendo en un jugador cada vez más importante en el equipo, hasta su situación actual, en la que uno de los líderes del vestuario, tercer capitán del Real Madrid por detrás de Marcelo y Benzema.

Consciente de su papel de patriarca de la plantilla, Modric celebró el triunfo con todos y cada uno de sus compañeros. Desde el túnel de vestuarios se fue abrazando primero con Alaba, Militao, y el resto de los compañeros que se iba encontrando por el camino, con bromas, risas y abrazos.



Una vez que llegó al vestuario, se dio una vuelta de honor como los toreros chocando los cinco con cada uno de sus compañeros. Todos se rindieron al partidazo del croata y le señalaron como uno de los hombres de la remontada. Y es que Modric es un hombre querido por su juego y por su forma de ser.

Del Bayern al Madrid: el nuevo 'Di María' que encandila a Ancelotti y tiene todo para ser blanco



Con el cuerpo técnico

Modric no redujo la euforia un solo segundo, gritando y saltando todo el rato, y cuando terminó de saludar a todos sus compañeros, tuvo un momento de intimidad antes de ir con los fisios y lo aprovechó para descargar adrenalina con un brinco apoyado en una de las barandillas del vestuario.

Una vez que llegó a la sala de los fisios desató la locura, en esta ocasión, la ‘lokura’. Modric es un personaje muy querido por el cuerpo técnico y los fisios corrieron a abrazarle y a saltar formando una piña. Un ejemplo de la grandeza del 10 del Real Madrid en una noche histórica.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario