¡Hay que tener jeta!: "Es el Rey el que tendría que sentarse en el banquillo de los acusados"

  • Cataluña
  • 11-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Pablo Ruiz

Jordi Cuixart: “Es el Rey quién debería sentarse en el banquillo de los acusados”


El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, encarcelado en Lledoners por un presunto delito de rebelión, ha demostrado tener mucha jeta pasando las culpas de la violencia en Cataluña al Rey de España.(Torra irá hoy a Waterloo a recibir las órdenes del fugado Puigcagón sobre los PGE)

"Quien debe responder por la violencia que ha habido en Cataluña es el rey de España, porque solo la han ejercido los poderes del Estado. Es Felipe VI quien debería sentarse en el banquillo de los acusados", se ha atrevido a decir Jordi Cuixart, que será juzgado próximamente por la causa del 1-O.

En una entrevista por escrito con Efe, Cuixart se ha mostrado convencido de que el juicio en el Tribunal Supremo "obligará al Estado a sentarse en una mesa de negociación política" y ha añadido que "no será el final de nada. Nuestras sentencias serán sus condenas".

Según Jordi Cuixart, se trata de “un juicio político y un tribunal de excepción"

“Se juzgará el derecho a defender el derecho a la autodeterminación y el ejercicio de libertades básicas", se ha atrevido a decir Cuixart, acusado de rebelión. 

En la opinión del independentista, se trata de un "juicio a la democracia y contra la población civil. Nuestra estrategia de defensa solo puede ser política”.

"Quien quería que la prisión nos hiciese renunciar a los ideales de justicia y libertad para todos, no ha conseguido su objetivo. El juicio y la cárcel son también un altavoz internacional excepcional de denuncia de la deriva antidemocrática y totalitaria que sufrimos los ciudadanos de este país", ha afirmado Cuixart.

Cuixart acudirá al juicio en el Supremo con el ánimo de "acusar al Estado de criminalizar la libertad ideológica y de vulnerar derechos fundamentales". 

También ha reivindicado la "desobediencia civil como instrumento legítimo e imprescindible para preservar derechos y libertades básicas".

"Si nos condenan por ejercer derechos fundamentales, se dinamitarán los cimientos de un Estado democrático. La democracia está en riesgo porque nos quieren condenar por haber ejercido derechos humanos, y además quieren hacerlo de la mano de la extrema derecha de Vox. La situación es ciertamente muy grave", ha amenazado Cuixart.

Cuixart ha descartado alcanzar un pacto con la Fiscalía: "Pactar sobre nuestra inocencia sería condenar a las futuras generaciones a vivir en un Estado totalitario y traicionar el esfuerzo de los que se dejaron la piel para evitarlo".

"El objetivo no es salir de la cárcel, sino conseguir vivir en una sociedad plenamente libre", ha dicho el independentista de Òmnium.

Cuixart ha hecho un llamamiento a "todos los ciudadanos del Estado que quieren tumbar el régimen del 78", y  "desmantelar el franquismo de las estructuras de poder del Estado".

Finalmente ha dicho que no aceptará "ningún indulto": "No podemos, es una cuestión de dignidad y coherencia. No tengo ninguna prisa por salir, si no es con dignidad". 
 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario