¿Has ligado en Tinder? Cuidado, podrías ser la próxima víctima de Tati

  • Sucesos
  • 31-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Pablo Ruiz

La estafadora que ofrece sexo a hombres en Tinder y les roba: “Echó algo en mi bebida y desvalijó mi casa”


Existen tres denuncias contra esta mujer que en Tinder dice llamarse Tatiana, ser panameña, tener 26 años y vivir en Badalona.

Sin embargo, los agentes de policía investigan que Tatiana pueda estar involucrada en otros casos. (El pedófilo que ha sido detenido en Valladolid con 40.600 vídeos de violaciones)


"Me desperté con dificultad a las doce y media de la noche en mi casa. Ella se había llevado mil euros, mi iPhone X, el iPad, varias tarjetas bancarias y otros objetos de valor", explica una de las víctimas de Tatiana

“Es menuda y morena, con el pelo muy largo y tres tatuajes de mariposas en el hombro izquierdo", así describen las víctimas a Tatiana, la mujer que queda con hombres en Barcelona a través de Tinder, los seduce para que la inviten a su casa prometiendo sexo, y una vez en casa de las víctimas los droga y les roba todos los objetos de valor que encuentra.


"Contacté con ella el 13 de noviembre y quedamos a las tres de la tarde. Me dijo que estaba asustada porque su última pareja, con la que tuvo una mala relación, la había estado acosando y luego se había marchado. Me pidió que la llevara a mi casa porque además tenía hambre y sed", explica el hombre que ha interpuesto una denuncia contra ella ante los Mossos d'Esquadra en declaraciones a El Periódico.  

Constan tres denuncias contra Tati, pero podría haber más...

"Comía y hablaba mucho. Me contó que era panameña, que llevaba cuatro años en Barcelona y que antes había vivido unos 16 años en Madrid. Supuestamente trabajaba en un estudio de arquitectura, incluso me enseñó fotos en su móvil de algunos de sus trabajos", explica el denunciante.

"Mientras ella comía, me insistía en que yo la acompañara bebiendo cerveza. Posiblemente, me agregó en la bebida alguna sustancia narcótica o somnífera porque al rato empecé a recordar menos de qué estábamos hablando", confiesa el último hombre al que atracó Tati.

"Me condujo a acostarme en la cama y ella se encerró en el baño. A partir de entonces tengo un recuerdo vago. Ella tardaba mucho, así que intenté incorporarme y preguntarle qué ocurría, pero mi cuerpo ya no reaccionaba", explica el hombre. 

"La oí hablar acaloradamente, como discutiendo con alguien en el salón, pero no llegué a entender el diálogo porque hablaban en otro idioma. Tampoco sé si hablaban por teléfono o si su cómplice ya habría entrado en el piso", añade la víctima.

"Creemos que utiliza un colirio con una sustancia similar a la escopolamina (conocida popularmente como burundanga) que ingerido de forma oral provoca somnolencia durante varias horas. Durante el robo, algunas víctimas pueden incluso oír cómo ella vacía su casa, pero no pueden actuar, son incapaces de moverse", explica una de las investigadoras del caso.
 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario