Hamilton se lleva su quinto Mundial en una tarde aciaga para los españoles

  • Deportes
  • 29-10-2018 | 07:10
  • Escribe: Sergi Concha

Verstappen ganó de principio a fin y Vettel, pese a una gran remontada, no pudo evitar el alirón de Hamilton


El Gran Premio de México prometía romper la superioridad absoluta del binomio Mercedes-Ferrari y así fue. Los Red Bull copaban la primera línea, algo inédito en la era hibrída, y se disponían a sumar un doblete histórico para dar moral a sus jóvenes pilotos. 

La salida ya demostró la ambición de Verstappen en ganar la carrera. El holandés superó a su compañero de equipo, un Ricciardo que salió lento, para ponerse líder y dominar con puño de hierro la carrera. Hamilton, que partía tercero, también ganó una plaza, aunque el británico iba a tomarse las cosas con mucha más calma. 

Ya desde el comienzo los problemas se harían notar para Fernando Alonso, que en uno de los primeros giros se 'tragó' parte del alerón de Ocon y tuvo que abandonar poco después. 

También los neumáticos fueron protagonistas, pues sufrieron un desgaste mucho mayor de lo esperado que penalizó sobre todo a los Mercedes, obligándoles a parar en boxes demasiado pronto y lastrando sus opciones de victoria.

El dominio de Verstappen y la remontada de Vettel

Con Verstappen muy alejado de la cabeza, Hamilton no tenía intención alguna de apretar a sabiendas que siendo séptimo ya le bastaba para ser campéon. Por detrás suyo, Ricciardo y Vettel apretaban de lo lindo, con una vida mucho mayor de sus ruedas y con la necesidad de arriesgar. Uno para hacer buena su pole y otro para agarrarse a las opciones mínimas de quitarle el Mundial al británico de Mercedes

Entre toda esa batalla por la segunda plaza, por detrás corrían tranquilamente los escuderos Raikkonen y Bottas y ya a un mundo el resto de pilotos. Entre ellos Carlos Sainz, que rodaba octavo cuando su coche dijo basta y arruinaba sus opciones de coger bastantes puntos. También Sergio Pérez, héroe local, tuvo que abandonar cuando se encontraba en zona de puntos tras una gran carrera. Un desastre para la afición mexicana. 

Con Hamilton sufriendo lo indecible con sus neumáticos, pronto se vio superado por Ricciardo y Vettel e incluso Raikkonen le superó ya en las postrimerías para ejercerle de tapón y taparle cualquier opción de celebrar su Mundial en el podio. El doblete de Red Bull eso si, se esfumó con una nueva avería de Ricciardo, que no gana para disgustos. 

Así pues, con Verstappen ganando desde la vuelta uno y los Ferrari cerrando el podio, algo que les vale para soñar con el Mundial de Constructores, Hamilton celebró su quinto Mundial desde la cuarta plaza. 

El inglés iguala a Fangio y ya sólo tiene por delante a Schumacher con 7. Con 33 años, todavía está a disposición de intentar superar al más grande de todos los tiempos y seguir escribiendo su nombre en la historia de la Fórmula 1.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario