Haaland será el desempate: Madrid y Barça ya se 'mataron' antes por 10 galácticos

  • Deportes
  • 19-01-2022 | 07:01
  • Escribe: Manuel Simón
Los dos clubes más poderosos de España se han peleado por los mejores jugadores del mundo desde tiempo inmemoriales


Erling Haaland es el gran objetivo del Real Madrid y el Barcelona para el próximo mercado de fichajes. El delantero noruego apunta a España como su próximo destino y los dos colosos se pelean por hacerse con él. Quien se lo lleve, desempatará una rivalidad histórica en los despachos por ver quien suma el mayor número de estrellas.

El Madrid y el Barça han protagonizado algunos de los mayores fichajes de la historia del futbol: Maradona, Cristiano Ronaldo, Rivaldo, Zidane… En ocasiones conseguían cerrarlos sin oposición, pero en la mayoría de ellos, han saltado chispas entre los dos clubes por hacerse con los cracks del momento. Una rivalidad que comenzó en los años 50 y que se extiende hasta el presente. De momento, el combate está en tablas.



Los rumores de Araújo y el Real Madrid ponen a temblar a Joan Laporta: ha llamado a Florentino para pedir piedad

Cinco para el Madrid

Di Stéfano, Hugo Sánchez, Karembeu, Beckham y Ozil llegaron al Real Madrid después de rechazar al Barcelona. Algunos se convirtieron en leyenda y pasaron a la historia del madridismo, y otros no cumplieron con las expectativas que había puestas en ellos. 



El fichaje más importante de la historia del Real Madrid es Alfredo di Stefano. Cambio la historia del club y lo convirtió en el mejor del mundo. Solo Cristiano Ronaldo ha tenido un impacto semejante. La Saeta Rubia llegó al Bernabéu en 1953 en uno de los fichajes más rocambolescos de todos los tiempos. Madrid y Barça le firmaron al mismo tiempo y la Federación decidió que el delantero jugaría media temporada de blanco y media de blaugrana. Los culés no aceptaron el trato y Di Stefano fue enteramente madridista en la peor decisión de la historia del Barcelona.

Hugo Sánchez también llegó al Madrid después de una larga disputa con el Barcelona, y se convirtió en leyenda como uno de los mejores goleadores de la historia del club. Karembeu también tuvo un papel destacado, pero no llegó a cumplir todas las expectativas. La disputa con el Barcelona había retrasado su fichaje un par de años y el francés ya no estaba a su mejor nivel.



El fichaje de Beckham tuvo un mayor impacto mediático que deportivo, pero supuso la primera mentira electoral de Laporta. El presidente culé fue elegido en su primera etapa bajo la premisa de traer al inglés, pero justo en la noche de las elecciones, el Real Madrid anunció su fichaje. Con Ozil pasó algo semejante. Después del Mundial de 2010, el Barcelona se lanzó a por la perla alemana del momento pero Mourinho le ganó la batalla a Guardiola y convenció al mediapunta para rechazar al Barcelona.

Klopp se interpone en el fichaje del tapado del Madrid para la medular



Cinco para el Barcelona

Ronaldinho, Dani Alves, Villa, Neymar y Luis Suárez se decantaron por el Barcelona a pesar del interés del Real Madrid. Todos se convirtieron en estrellas en el Camp Nou, pero tuvieron salidas complicadas y dejaron un vacío en el equipo.

El Barcelona dio un paso adelante en este siglo para competir con el Madrid. Su primer bombazo llegó después de una debacle. Laporta se quedó con cara de bobo al enterarse de que Beckham firmaba por el Madrid, y se lanzó a por Ronaldinho. Los blancos y el Manchester United también estaban cerca de firmar al brasileño, pero este escogió el Barcelona. Algo parecido a lo que sucedió con Dani Alves y Villa, a los cuales había tentado el Real Madrid y había hecho alguna oferta por ellos, pero decidieron marcharse a la ciudad condal.

Años después, los blancos estuvieron cerca de evitar la famosa MSN. Neymar se pasó un par de años bailando entre el Real Madrid y el Barcelona, coqueteando descaradamente con los dos clubes, hasta que le convenció el dineral que le ofreció Rossel a su padre. El expresidente blaugrana acabó en prisión por el fichaje, aunque terminó absuelto. Luis Suárez también estuvo a punto de llegar al Madrid en el verano de 2014, pero la sanción que le impuso la FIFA por morder a Chiellini hicieron que Florentino descartara la operación.

Desempate

Haaland es el último frente de batalla que se ha abierto entre el Madrid y el Barcelona. El noruego siente predilección por los blancos, pero su agente, Mino Raiola, mantiene una gran amistad con Laporta y le gustaría vestir a su jugador de blaugrana. Su problema está en que los culés tienen la caja vacía y no pueden ofrecer lo que pide el ambicioso representante italiano. El 2022 será el año de Haaland y quien consiga llevárselo asestará un nuevo golpe a su máximo rival.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario