Gingivitis: ¿Qué es y cómo se trata?

  • Enciclopedia
  • 08-10-2021 | 08:10
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Existen una serie de enfermedades asociadas a la higiene bucal; pero son dos las que especialmente aparecen de manera regular: caries y gingivitis




La gingivitis es una inflamación de las encías, que se presenta como un enrojecimiento alrededor del perímetro de los dientes, el cual se acompaña de un ensanchamiento de la piel y un aumento de su volumen. Se trata de una enfermedad muy habitual.

La gingivitis se debe a los efectos a corto plazo de los depósitos de placa en los dientes. La placa es un material pegajoso compuesto de bacterias, moco y residuos de alimentos que se acumula en las partes expuestas de los dientes. También es una causa importante de caries.



¿Qué función tienen los dientes de leche?

Si la placa no se quita, se convierte en un depósito duro denominado sarro (o cálculo) que queda atrapado en la base del diente. La placa y el sarro irritan e inflaman las encías. Son las bacterias y toxinas de la placa y el sarro las que hacen que las encías se inflamen.



Una vez que se intenta retirar, se produce un sangrado bucal, que es frecuente y doloroso. En los casos donde no se presenta la capa blanquecina, de igual forma la presencia de bacterias propicia la inflamación. A pesar de que no es una enfermedad grave si que hay que tratarla cuanto antes.

La parte positiva de este problema de salud bucodental se puede solucionar con tratamiento y con una correcta higiene. Prácticamente de inmediato se comienzan a notar los efectos del tratamiento ya que la boca deja de sangrar y, por supuesto, de doler.



La gingivitis puede aparecer por ciertas infecciones y enfermedades en todo el cuerpo, mala higiene dental, embarazo, diabetes no controlada, tabaquismo, el uso de ciertos medicamentos como fenitoína, bismuto y algunas píldoras anticonceptivas o los dientes mal alineados.

¿Los mosquitos tienen dientes?



Tratamiento

Para tratar efectivamente la gingivitis, es necesario acudir a un médico especialista que pueda determinar la presencia de la enfermedad. Tras esto, el odontólogo procederá a retirar de manera eficiente la capa bacteriana que provoca la inflamación y el sangrado.

Además, es necesario adoptar una correcta higiene bucal a diario, de manera que se pueda crear un ambiente poco propenso para la proliferación de las mismas. Este es el aspecto más importante ya que se trata de un método para prevenir la aparición de gingivitis.

Hay que recordar que en la boca hay una gran cantidad de gérmenes y bacterias. Por lo tanto, es una zona del cuerpo que hay que mantener siempre limpia y eso se consigue cepillándose los dientes de forma frecuente y haciendo uso de elementos complementarios como el hilo dental.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario