Gerard Piqué, más hipócrita imposible: ¿Va a pagar la deuda del Barça con su Copa Davis?

  • Deportes
  • 21-04-2021 | 21:04
  • Escribe: Aurelio Figueroa




Gerard Piqué ha demostrado que es de la calaña más baja una vez más: no tiene solución

 

Gerard Piqué es uno de los protagonistas del mundo del fútbol que se ha posicionado en contra de la Superliga. Eso sí, antes de dejar clara su doble moral, que ahora analizaremos en profundidad. esperó a que se bajaran del carro los clubes ingleses.



Después de 48 horas sin decir una palabra, en cuanto el proyecto empezó a desintegrarse el catalán apareció en sus redes sociales para, indirectamente, criticar a Florentino Pérez, impulsor de la idea de la Superliga Europea, y apuntar que el fútbol es de los aficionados: "Ahora más que nunca", aseguró.

Cabe recordar que Joan Laporta, presidente del Barça, fue uno de los grandes dirigentes que decidió apuntarse a la Superliga junto con los otros 11 clubes que iban a ser miembros fundadores de esta nueva competición, muchos de los cuáles se han ido borrando a traición dejando al presidente del Real Madrid con el culo al aire.



Increíble pero cierto: Jota Jordi se posiciona a favor de la Superliga de Florentino

¿El motivo? La enorme deuda que tiene el FC Barcelona y que requiere lo antes posible de una inyección de dinero para poder salir adelante. Según ha publicado El País este miércoles, "hay serias dudas de que el Barcelona pueda afrontar el próximo mes de junio los pagos pendientes a proveedores, clubes y futbolistas, que ya aceptaron cobrar en diferido sus fichas después de que algunos, además, renovaran en octubre".



Laporta necesita como el comer la Superliga, pero Gerard Piqué ahora va de moralista, después de haber comprado una plaza para el Andorra en Segunda División B o de haber comprado la Copa Davis y haberla alejado de los aficionados.

 



Zascas a Piqué

 

Las redes sociales se han llenado de zascas a Gerard, especialmente en relación con lo que hizo con la Copa Davis: a través de un fondo de inversión, compró la competición, cambió el formato de forma radical y la alejó de muchos aficionados en todo el planeta que hasta hace unos años disfrutaban con uno de los eventos más vistosos del mundo del tenis. Ahora, este torneo se juega en solo una semana y en una única localización, Madrid.

"El tenis también pertenecía a los argentinos que llenaban las gradas de Córdoba, a los franceses que llenaban Lille, a los australianos que llenaban Adelaida, a los serbios que llenaban Belgrado y a los que les quitaste de cuajo la Copa Davis. Ni olvido ni perdón", le espetó un aficionado. No fue el único, pero este comentario refleja la doble vara de medir de Piqué. 

Ahora, que pague de su bolsillo la deuda del Barça con el dinero que gane con su Copa Davis. Ya que no quiere Superliga, tiene dos opciones: hacer eso o esperar a que el Barça se ahogue en sus deudas. Florentino les tendió una mano y parece que Piqué prefiere el hundimiento antes que concederle algo al presidente del Real Madrid que tanto odia.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario