Gerard Pique casi sale de Getafe a 'hostias' con sus compañeros de vestuario

  • Deportes
  • 20-10-2020 | 08:10
  • Escribe: Judith Jiménez

Piqué se encaró con sus compañeros de vestuario en el campo y fuera del mismo.


El FC Barcelona se la pegó en el Coliseum Alfonso Pérez, en la jornada previa del Clásico, e hizo bueno el 0-1 que logró el Cádiz en Valdebebas ante el Real Madrid. Los culés, ante los de Bordalás, mostraron un nerviosismo extremo.

Uno de los que más nervios mostró fue Gerard Piqué. El defensor catalán estuvo desquiciado durante todo el duelo en Madrid y fue llevado por el camino de la amargura ante los azulones. El zaguero volvió a estar en el ‘foco’ tras meses sin dar la nota… y no fue ante los micrófonos.


Fue a través de la pillada que le hizo El Golazo de Gol TV. El citado programa cazó a Piqué, de muy malos humos, dirigiéndose a sus compañeros de vestuario en tono rancio y desagradable.

El central, en pleno partido, vocifero un "venga hombre, hostia” y un “qué poca sangre, joder”. Para terminar, soltando una frase, directa, a los suyos y con poquísima autocrítica ante su lamentable nivel: “Puta mierda ya, hostia".


Bomba atómica en Barcelona: ¡¡los jugadores podrían irse gratis en noviembre!!

En el vestuario siguió el lío

Piqué fue cazado por las cámaras en sus palabras en pleno Getafe-Barça, pero a posteriori, en el vestuario, fuentes del club azulgrana aseguran que siguió el discurso del defensor contra los suyos y que Koeman, de forma atónita, apenas le replicó.



Quiso levantar la voz y ser un capitán, mientras Messi, calcando lo que ya hizo en Anfield, en Roma o en Lisboa ante el Bayern, volvía a agachar la cabeza y asumir que el Getafe le estaba pasando por encima en intensidad, en fútbol y en coraje sobre el césped.

Las mismas fuentes explican a Don Diario que “casi llega a las manos” y que se vio a un Piqué realmente “demasiado nervioso”. Al culé se le empieza a agotar la paciencia con el equipo. Ya tras el 2-8 de la pasada Champions, Piqué, asumió que si tenía que salir del club por el bien de la entidad lo haría.

El PSG entra en pánico con el último órdago de Kylian Mbappé y le lanza una oferta a la desesperada

Siguen los mismos

La realidad es que nada ha cambiado en el FC Barcelona. Siguen los mismos y siguen instalados en el estado de pasotismo más absoluto (y dejado) que se recuerda en muchos años.

Bartomeu se está librando de las pitadas, jornada tras jornada, al jugar sin público en el Camp Nou. Puede agradecerle a la pandemia de evitar unos escándalos que hubiesen manchado la historia del Barça.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario