Gabriel Rufián e Íñigo Errejón demuestran sus 'valores': todo por la pasta desde niños

Gabriel Rufián e Íñigo Errejón demuestran sus 'valores': todo por la pasta desde niños

27/08/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

Ambos políticos han quedado en evidencia con estas declaraciones de su infancia

Íñigo Errejón y Gabriel Rufián son dos de los nombres más señalados de la política española, y no precisamente debido a sus buenas prácticas o a la coherencia de su discurso y sus actos. Una imagen vale más que mil palabras, pero su actitud de la niñez es un claro refeljo de su comportamiento actual de adulto.

Errejón no tiene problema en dejar los valores a un lado siempre y cuando pueda obtener alguna recompensa a cambio. El líder de Más País, que no está bautizado, recuerda que no hizo la Primera Comunión, pero "estuve a punto de creer en Dios con un scalextric". Estas declaraciones no han pasado desapercibidas para nadie: Errejón queda fijado como un hombre al que le mueve el dinero y los bienes materiales, capaz de cambiar sus opiniones siempre y cuando sea necesario.

El dardo envenenado de Errejón que condena a Pablo Iglesias: se define como una víctima más

"En mi casa eso era una cosa... Somos ateos, no te bautizas, no haces la Comunión, nada. Pero ya cuando te enteras de que la Comunión va acompañada de regalos, flaquean un poco tus convicciones éticas". Haciendo referencia al scalextric, Errejón señaló que "si te regalan eso, algo tiene que haber" sin ser consciente de sus palabras y de la contradicción que representan.

Gabriel Rufián tampoco se libra de quedar en evidencia respecto de esta cuestión. El político de Esquerra Republicana asegura no estar "ni bautizado" porque proviene de "una famlia muy 'roja'" en la que estos sacramentos no tenían lugar. Sin embargo, Rufián insistió durante mucho tiempo en tomar la Primera Comunión por la simple envidia ajena.

"Yo tuve un momento 'pesao', que quería hacer la Comunión por lo típico. En mi época, supongo que en la suya también, mis primos llegaban con un dineral, con unos regalos, con una ropa nueva... Claro, yo heredaba la ropa vieja, los libros de texto, toda esta historia. Entonces, yo creía en Dios". La sonrisa sarcástica del final de su respuesta da qué pensar, especialmente de alguien que no teme en romper la unidad de España.

El desprecio de Gabriel Rufián por la Primera Comunión va más allá de ser un 'mercenario' y cambiar las convicciones por dinero y regalos. El propio político catalán no tiene problema alguno en reconocerlo delante de las cámaras: "Estaba tan centrado en el dinero y los regalos que si me llegan a vestir de marinerito o de curita o no sé qué más vestidos hay, yo encantado de la vida". Sin embargo, el independentista no puede resistirse a elegir cómo le hubiera gustado vestir en su Primera Comunión: "Traje blanco, corbata blanca, con un escudo de lo que sea y con una Biblia dorada, de estas con las páginas brillantes".

La sentencia de Rufián es clara: por recibir los regalos de la Primera Comunión, "yo me visto de lo que quieras". Errejón va todavía más allá y rompe todos los moldes de la tradición: "Mis padres eran muy 'hippies', me llevaban muchas veces con peto, pero claro, un peto vaquero...". Al ver que se pone en cuestión su estilismo, Errejón no duda en saltar a defenderlo: "Bueno, pero oye, si es mi comunión decido yo".

El nuevo enemigo del independentismo catalán: enfada a Rufián con la mofa más descarada

Un peto vaquero y una camiseta blanca son las prendas elegidas por Errejón para hacer la Primera Comunión, alegando que "la espiritualidad va por dentro" y "cada uno comulga como quiere". "Una foto, yo, emulando como la Primera Comunión, esto es carne de meme. Esto es hacer colapsar Twitter, pero sí". Errejón lo tuvo claro con su más que peculiar estilismo para una ocasión única en la vida.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario