Gabriel Rufián, despedido por "absentismo laboral": uno de sus trapos más sucios

  • Política
  • 06-03-2022 | 07:03
  • Escribe: Celeste De Sebastián
El independentista, centrado en su 'carrera' como político, acabó siendo despedido de la empresa en la que trabajaba.


Gabriel Rufián se ha convertido, con el paso de los años, en uno de los políticos más polémicos del Congreso de los Diputados, siendo el actual portavoz adjunto de ERC en el Parlamento español.

Un lugar desde donde el republicano independentista insiste en cargar contra España y contra todo lo español olvidando, en muchas ocasiones, que sus padres son andaluces, y que él mismo ha pasado muchos momentos de su infancia en el sur del país.



Hasta Pilar Rahola zarandea a Iglesias por su 'complicidad' con Putin contra Ucrania 

Pasado que el independentista parece querer olvidar... al igual que intenta olvidar sus inicios profesionales; sobre todo, aquellos que no están relacionados con la política, y que demuestran que al republicano no le gusta trabajar "en exceso".



Y es que, mientras comenzaba su andadura política en 'Súmate', el catalán también trabajaba en una empresa de trabajo temporal, Organización Activa, dedicada a la subcontratación en varios países alrededor del mundo.

Despido procedente por absentismo laboral

Un trabajo del que, en 2015, acabó siendo despedido, debido a que sus jefes en la empresa se cansaron de las continuas ausencias del republicano, quien las justificaba asegurando que se debían a problemas personales.



Y es que, según ha podido saber Vozpópuli, el republicano fue despedido porque no se dedicaba a tiempo completo a la empresa. "Estaba a otros asuntos, como luego se ha comprobado. Faltaba mucho al trabajo" aseguraron fuentes de la empresa.

Los trapos sucios de Yolanda Díaz: un caso de pornografía infantil en su entorno le salpica



"Otros asuntos" que correspondían a sus inicios en la política, en los que no recibía dinero, pero que parecían atraerle más que cumplir con su responsabilidad en su puesto de trabajo, acabando por cansar a los jefes, que decidieron despedirme por su "absentismo laboral".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario