Gabriel Rufián amenaza con pactar con el PP y echar a Sánchez de la Moncloa

Gabriel Rufián amenaza con pactar con el PP y echar a Sánchez de la Moncloa

16/02/2022

| Daniel Guerra

Facebook
Twitter

El portavoz de ERC en el Congreso da a entender que su partido puede negociar con otras formaciones y dejar a Sánchez sin Gobierno

Gabriel Rufián y Pedro Sánchez han mantenido este miércoles una disputa verbal muy acalorada en el Congreso que refleja que la sociedad que formaron en su momento está cada vez más resquebrajada. Tanto es así que el portavoz de ERC ha amenazado incluso con echar al presidente del Gobierno de la Moncloa en el caso de que no haga lo que sus socios independentistas consideran oportuno.

"Sospechamos que tiene la tentación de dejar pasar la oportunidad de la mesa de diálogo y negociación porque así igual nos desgasta. Se lo decimos a toda la bancada de la izquierda; quien crea que si la mesa no funciona solo desgasta al independentismo, se equivoca", ha asegurado Gabriel Rufián, dirigiéndose a Pedro Sánchez, y expresando que no sentarse a negociar con el independentismo es negativo para el Gobierno.

Carles Puigdemont, sin pruebas, denuncia a un cartero por intimidación

"Cada vez que la izquierda española fracasa a nosotros no nos va mal. Así que señor Presidente le exijo que ponga políticas de izquierda sobre la mesa, y eso no es una reforma laboral aplaudida por Botín. Y que afronte el conflicto político con Cataluña, porque quizás solo así evite hacer las maletas en Moncloa", ha asegurado Rufián, ni corto ni perezoso.

Unas palabras con las que da a entender que ERC podría pactar con otras formaciones para conseguir sus objetivos si es que el PSOE no emprende pronto la mesa de diálogo, llegando incluso a sacar a Pedro Sánchez de la Moncloa. Sin duda alguna, el partido que más sombra puede hacer al PSOE en ese aspecto es el PP de Pablo Casado, aunque a priori será complicado que el independentismo pueda rascarle más de lo que ha sacado a los socialistas.

La reforma laboral, la clave

El origen de la disputa ha sido la aprobación de la reforma laboral, con la que los independentistas de Esquerra no estaban de acuerdo. El presidente del Gobierno había expresado previamente su opinión al respecto: "Decir que la reforma laboral es una reforma que hubiera pactado Albert Rivera no es un insulto al gobierno de España, es un insulto a los sindicatos; a la Unión General de Trabajadores y a Comisiones Obreras… Ellos hicieron un ejemplo de patriotismo y nosotros se lo agradecemos", ha manifestado Sánchez.

"Yo no me alegro del auge de la ultraderecha en mi país, no me alegro. Es más, ayer ofrecí la abstención del PSOE al PP en Castilla y León si rompía los acuerdos con la ultraderecha para siempre y en todos los territorios de nuestro país. Siempre pasa algo con la izquierda soberanista cuando trata de dar lecciones a la izquierda española. Yo voy a cumplir 50 años, a mí no me da nadie carnets de izquierda y menos ustedes, señoría, ¡menos ustedes!", ha espetado Sánchez a Rufián.

La tensión entre el Gobierno de España y sus apoyos es cada vez más grande principalmente porque por ahora no se vislumbra una nueva reunión en la mesa de diálogo. El independentismo empieza a ponerse nervioso y Sánchez no quiere seguir perdiendo votos por hacer más concesiones de la cuenta. Prefiere posponer todo lo que pueda los encuentros con el separatismo.

Tensión entre Aragonés y Puigdemont por la polémica de los indultos

El tiempo dirá si finalmente se produce el choque frontal entre el PSOE y ERC que rompa definitivamente su pacto. De momento siguen siendo socios aunque no se sepa durante cuánto tiempo...

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario