Funerales descontrolados: ¿quién hay dentro de ese ataúd?

  • Círculo Privado
  • 10-04-2020 | 11:04
  • Escribe: Amparo Corredor

La incertidumbre ocasionada por no poder estar con el fallecido hasta llegar al cementerio




¿Cómo vives el confinamiento?
 

Te invitamos a participar en nuestro muro. Queremos ayudarte a pasar tu tiempo de aislamiento. Comparte tus fotos, si puede ser con un pequeño texto. O tus vídeos contándonos lo que quieras o presentando un tema donde expongas tus opiniones para abrir un debate y que 'mañana' te puedan contestar otras personas o, simplemente, mostrándonos cómo vives tu tiempo de confinamiento. También puedes redactar un texto con la temática que te dé la gana, la que quieras. Y por último, por favor, envíanos todos aquellos memes, chistes, grafismos y vídeos que corren por las redes y que pueden despertarnos unas risas. No hay mejor terapia.

En estos duros momentos en los que hay que quedarse en casa confinados para derrotar al coronavirus, saca al periodista, al poeta, al cantante, al locutor, al humorista, al político, al orador, etc. que llevas dentro. DonDiario te deja el escenario.

Este acontecimiento histórico, que nunca olvidaremos, nos hará más fuertes y reflexivos. Y no dudes jamás que este combate lo vamos a ganar. ¡Seguro! Y será mucho antes de lo que imaginamos. Más que nunca se está demostrando que España es un país solidario y lleno de gente estupenda que en estos momentos tan difíciles saca lo mejor de si misma.

Construyamos, si te parece bien, un muro con testimonios gráficos y escritos de todo aquello que creas que debe ser publicado.

Envía tus documentos a nuestro correo [email protected]  Muchas
 gracias.



¿Es realmente mi madre?

José Miguel Rodríguez recibió el 2 de abril la peor noticia que podría imaginar. Su madre, María Teresa Falcón Rodríguez, había fallecido por un paro cardiaco a la edad de 91 años. Las medidas de seguridad por el coronavirus ni siquiera le permiten abrazarse a su hermana para soportar de mejor forma el dolor.

"Solo nos queda confiar en que sea ella la que esté ahí dentro", dice José Miguel al escuchar la última oración de Carlos, uno de los diáconos del cementerio Sur de Madrid, antes de rociar con agua bendita el ataúd para dar fin a la ceremonia.



A pesar de las mascarillas que llevan los hermanos, pueden observarse las lágrimas brotando de sus ojos. El diácono tiene que ver esta escena tan desgarradora numerosas veces al día, y es que la lista de fallecidos parece no tener fin. Carlos comenta: "Usted no sabe lo mal que se puede uno sentir al escuchar a un hermano o a un hijo preguntar si la persona que está dentro del ataúd es realmente su mamá, su papá, su abuelo...".

Carlos cuenta lo duro que es para los familiares no poder despedirse y ni siquiera saber si el cuerpo que está dentro corresponde con el de su ser querido: "Esta misma mañana, una mujer, que llevaba 14 días esperando a poder dar sepultura a su madre, me ha preguntado: "Padre, ¿de verdad es ella?". Esta persona sabe que no pudo estar a su lado, que no pudo acompañarla, que no pudo despedirse de su ser querido y que ahora lo único que ve es un féretro y una plaquita donde está grabado su nombre".



El diácono destaca el gran aumento de fallecidos a raíz del coronavirus: "Antes de que estuviera el virus, teníamos 12, 14, 16 oraciones diarias. En el último mes, en cambio, podemos llegar a 36, 38, 40".

Un trabajador explica algunos incidentes de estos días por el gran número de familiares en algunos entierros: "El primer día de estado de alarma tuvimos que llamar a la Policía porque se presentaron cien personas en un entierro. La semana pasada tuvimos otro incidente porque vinieron una treintena de acompañantes".



Facebook Twitter

Deja tu Comentario