Forcadell y Bassa vuelven a la cárcel sin el menor síntoma de arrepentimiento

  • Cataluña
  • 08-04-2021 | 08:04
  • Escribe: Guillermo Vives




La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la exconsellera Dolors Bassa ya están de nuevo entre rejas después de que el titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Catalunya haya anulado su semilibertad aceptando el recurso de la Fiscalía. Ambas siguen sin mostrar el menor signo de arrepentimiento o de aceptación de su delito.

Ese detalle fue una de las causas por las que el juez decidió dar por finalizadas sus vacaciones en régimen de semilibertad. Para disfrutar de ese privilegio, al margen de haber consumido una parte proporcional de la condena, es necesario que el delincuente acepte que ha delinquido. Y ese no es el caso.

El juez anula la semilibertad de Bassa y Forcadell por el recurso de Fiscalía



Tanto Bassa como Forcadell se mantienen en sus trece. No sólo no han cometido ningún delito, sino que se reafirman en la cantinela común de todos los presos golpistas de que "lo volverán a hacer".

Bassa ha explicado a los medios antes de volver a la prisión que continuará "con las mismas convicciones, digan lo que digan". Y aún así pretende disfrutar del privilegio del tercer grado, del indulto o de la amnistía, que con fuerza se está reclamando para ellos en las últimas horas.



No asumen sus delitos y esperan una amnistía

Pere Aragonès, el candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, ha arropado a la exconsellera en su regreso a la prisión. Aragonès ha indicado que la decisión del juez de revocar el tercer grado de las dos condenadas "coarta los derechos en vez de garantizarlos y obedece a la voluntad de venganza por parte del Estado".

Salvador Sostres ni olvida ni perdona: "¡¡Carme Forcadell no tendría que volver a ver la luz del sol!!"



Y ha ofrecido como solución aplicar una amnistía indiscriminada que deje impunes los delitos cometidos por los delincuentes que fueron juzgados y condenados por sus hechos anticonstitucionales y fuera de la ley.

Carme Forcadell, por su parte, también ha regresado a la cárcel muy digna ella, reclamando privilegios como presa condenada, pero dejando claro que esto "no es el final de nada" y sí la continuación de una lucha que no tendrá final.



Y con este tono provocador pretenden que se produzcan medidas de gracia desde Madrid hacia ellos.

Facebook Twitter


Deja tu Comentario