Florentino y Ancelotti buscan solución para un peso pesado del vestuario sin sitio en el nuevo Madrid

  • Deportes
  • 16-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
La situación de este veterano jugador se complica de cara a la próxima temporada


La situación del Real Madrid en el próximo mercado de fichajes es incierta. Mientras que los aficionados madridistas reclaman más incorporaciones de las ya conocidas para suplir ciertas carencias, especialmente en el perfil atacante, los máximos directivos del club blanco parecen dar por finalizado el mercado de traspaso. Al menos públicamente.

Los rumores que atan a varios jugadores con el mejor club del mundo son constantes, pero hay varios jugadores que están vinculados con mucha fuerza y de forma constante con la entidad de Concha Espina, y podrían representar la solución y las incorporaciones que los aficionados del Real Madrid llevan pidiendo desde hace varios meses.



Estos nombres ponen en jaque la posición de uno de los jugadores más veteranos de la plantilla del club: Lucas Vázquez. El de Curtis ha evolucionado a mejor con el paso del tiempo, ampliando su polivalencia y desempeñándose como lateral derecho en los momentos de extrema necesidad en una de las temporadas más complicadas del conjunto blanco.

Esta capacidad de jugar en todo el carril derecho podría mantenerle en el club blanco, pero en su posición original de extremo. La posible llegada de Reece James, junto con el asegurado regreso de Odriozola y la monitorización constante de Vinicius Tobías colocan en un aprieto al jugador gallego, que debería desistir de jugar en el lateral derecho en las próximas campañas.



Sin embargo, la posible llegada de Serge Gnabry, procedente del Bayern de Múnich, podría ser uno de los puntos que indicarían el final de carrera de Lucas Vázquez en el Real Madrid. El gallego tampoco tendría sitio en el extremo derecho con la llegada del germano, lo que significaría un exceso de jugadores para una misma posición: el citado Gnabry, Rodrygo, Lucas Vázquez y Marco Asensio.

La salida del balear no parece estar en los planes de los directivos madridistas, que tienen claro que la apuesta de futuro en la parte ofensiva del carril derecho debe ser Rodrygo Goes. Las expectativas estuvieron puestas en Marco Asensio, que no supo estar a la altura y provocó su salida del once inicial debido a su deplorable rendimiento, siempre por debajo de lo esperado.



Por tanto, el afectado directo sería Lucas Vázquez, que no tendría sitio en el Real Madrid en niguna de sus posiciones favoritas, y se vería obligado a reconvertirse en otra posición en la que pueda resultar valioso para el conjunto blanco o debería abadonar, desgraciadamente, el club en el que ha triunfado y consagrado como uno de los mejores futbolistas españoles de las dos últimas décadas.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario