Financiación a corto plazo: la importancia de estar bien informado

Financiación a corto plazo: la importancia de estar bien informado

02/11/2022

| Álvaro Jiménez

Facebook
Twitter

Cualquier persona o negocio puede llegar a necesitar alguna fuente de financiación externa en un momento determinado

Cualquier persona o negocio puede llegar a necesitar alguna fuente de financiación externa en un momento determinado. Sin embargo, no todo el mundo está debidamente informado de las buenas prácticas que se han de seguir a la hora de solicitar un préstamo o crédito para necesidades de liquidez urgentes. Veamos cinco consejos que podrán resultar verdaderamente útiles.

Las cinco claves más relevantes a la hora de pedir un crédito al consumo

En la actualidad, el cliente dispone, con solo hacer un clic, de múltiples sitios webs donde podrá acceder a listas comparativas de distintas entidades financieras que ponen a disposición del público préstamos de 10.000 euros, bajo distintas condiciones e importes. Hablamos de entidades con las que es posible formalizar microcréditos desde el ordenador o el teléfono.

Estos comparadores financieros operan como un motor de búsqueda que muestra resultados que se adecúan a las condiciones de cada solicitante, por lo que hoy en día suponen una herramienta imprescindible para todo consumidor responsable y bien informado. 

Sin embargo, el cliente no siempre dispone de la información necesaria cuando se plantea la solicitud de un crédito o préstamo al consumo. Así, a continuación, listamos 5 puntos de suma importancia que es tener en cuenta antes de solicitar este tipo de préstamos: 

1.    Los préstamos personales, que nos permiten financiar determinados bienes, comportan una serie de gastos y comisiones (apertura, estudio, cancelación anticipada, notario, según establece la Ley de Contratos de Crédito al Consumo) sobre los cuales el consumidor debe estar informado.

2.    Siguiendo las recomendaciones del Centro Europeo del Consumidor, se debe estar plenamente informado de las principales características del contrato, del importe del crédito y de su coste, así como de aspectos como la tasa anual equivalente (TAE) y el número, la periodicidad y el importe de todos los pagos.

3.    Conviene, además, tener claro el plazo máximo para ejercer el derecho de desistimiento.

4.    Igualmente, es vital que el consumidor sea consciente de que en internet existen la publicidad engañosa y las estafas, por lo que conviene estar precavido frente a ofertas especialmente beneficiosas, en apariencia, que no se ajustan a la realidad en cuanto a intereses y plazos de devolución.

5.    Por último, es muy recomendable que el cliente sepa que tiene derecho al reembolso anticipado si así lo desea.

La información, valor en alza del consumidor del siglo XXI

A tenor de lo expresado, toda persona, autónomo o empresa que necesite dinero a corto plazo debe ser consciente de que el abanico de la oferta es muy amplio. Por ello, lo más recomendable es estudiar detenidamente las necesidades financieras propias y qué oferta se adecuará mejor a ellas. La información, como siempre, es poder; en este caso, poder del consumidor consciente y responsable.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario