Fin del juego: la policía sufre un varapalo descomunal en una investigación clave

Fin del juego: la policía sufre un varapalo descomunal en una investigación clave

19/08/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

El caso está más cerca de cerrarse por este sorprendente acontecimiento

El caso del triple crimen de La Rondilla ha sufrido un giro inesperado para las autoridades encargadas de su resolución: el principal sospechoso del suceso ha sido hallado ahorcado en su celda. Este desenlace representa un auténtico golpe a la investigación, que tendrá una difícil conclusión por la falta del presunto autor del triple crimen ocurrido en Valladolid.

Aaziz El-Yazid había sido arrestado la misma noche en la que se cometió el triple crimen en La Rondilla mientras intentaba eludir a las autoridades policiales por las calles del barrio de Valladolid. Sin embargo, su captura y puesta en un centro penitenciario hacían avanzar sensiblemente la investigación, que buscaba los motivos de tan horrible suceso y contrastar la principal hipótesis que los investigadores habían forjado durante la inspección de los dos escenarios del crimen que Aaziz El-Yazid había dejado atrás.

El presunto autor del triple crimen habría aprovechado su estado de observación, siguiendo el procedimiento habitual cuando un preso por delito grave ingresa en una cárcel, para quitarse la vida en su celda. No compartía el espacio con nadie más, por lo que los funcionarios del penal apuntan a que Aaziz El-Yazid podría haberse suicidado para no verse obligado a estar nuevamente encerrado: su historial delictivo ya le había llevado entre rejas en el pasado.

Aunque Aaziz El-Yazid era descrito por los vecinos como una "persona educada y de buenos modales", algunos habitantes de La Rondilla señalan que era una "persona que en un principio parece cercana, pero no sabemos mucho más sobre su vida". Este halo de misterio ayudó a Aaziz El-Yazid a, presuntamente, cometer el triple crimen de La Rondilla.

El caso sufre una pérdida importante, puesto que los investigadores tenían la certeza de que Aaziz El-Yazid era el verdadero culpable del triple crimen de La Rondilla. Con su suicidio en la cárcel, muchas preguntas quedan sin respuesta. La policía se reafirma en su versión de los hechos, que quedará sin contrastar por el principal sospechoso del suceso: Aaziz El-Yazid, conocido de Juan Carlos Palomino, entró en casa de este último y lo acuchilló hasta matarlo. Después de prender fuego al domicilio del anciano de 72 años, volvió a casa.

Una vez allí, asesinó de la misma manera a su mujer de 54 años, Eva María Asensio. Intentando deshacerse del cuerpo de su pareja, la suegra de Aaziz entró en el domicilio y también fue asesinada, estrangulada por su propio yerno. El presunto autor habría quemado los cuerpos y el piso usando un acelerante y comenzó a deambular por La Rondilla, alertando a los vecinos. 

En su huida de la policía, Aaziz El-Yazid habría intentado asaltar sin éxito a dos parejas de ancianos para refugiarse en sus casas, pero finalmente fue atrapado por las autoridades policiales y llevado al centro penal donde finalmente se ha quitado la vida. El juzgado de instrucción número 4 de Valladolid había decretado para él prisión preventiva y sin fianza a la espera de la celebración del juicio, donde se determinaría su culpabilidad o inocencia.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario