Fallece la jueza Ruth Bader Ginsburg, y Estados Unidos tiembla ante las consecuencias

  • Política
  • 19-09-2020 | 08:09
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Miembro del Tribunal Supremo, ha sido una figura central en la lucha contra la discriminación de género.


Este viernes, el Tribunal Supremo de Estados Unidos ha informado del fallecimiento de la jueza Ruth Bader Ginsburg, decana de la institución de más alta instancia judicial del país.

Una noticia que ha sorprendido incluso al presidente del país, Donald Trump, que se enteraba de camino a un mitin en Minnesota.


"Tuvo una vida increíble, ¿qué más se puede decir?" ha declarado Trump ante los medios, lamentando la noticia "Fue una mujer increíble, estuvieras de acuerdo con ella o no. Me entristece escucharlo".

No ha entrado a valorar el presidente estadounidense lo que significa el fallecimiento de la jueza en las elecciones presidenciales, a pesar de que esto supone una nueva vía de poder para el partido republicano.


Trump evita sus responsabilidades y señala a España: "lo están pasando mal"

Y es que la renovación del Tribunal Supremo ha sido una de las grandes cartas electorales de Donald Trump desde 2016, cuando en su campaña insistió en la necesidad de que el alto tribunal conquistar a votantes conservadores. Algo que ha conseguido durante su mandato, colocando a dos jueces y nominando a magistrados conservadores.



Algo que podría repetir ahora, eligiendo a un tercer magistrado antes de las elecciones, lo que haría que el perfil del alto tribunal fuese extremadamente conservador: seis jueces republicanos, frente a tres elegidos por los demócratas.

Sólo existe un impedimento para que Trump lleve a cabo esta tarea, su principal objetivo desde el comienzo de su mandato.  Y es que la jueza, poco antes de su muerte, dictó su último deseo a su nieta, Clara Espera: "Mi deseo más ferviente es que no sea reemplazada hasta que haya un nuevo presidente".

¡Ni en EEUU ni en China! Sale al mercado el primer lote de la vacuna contra el coronavirus en este país

Baden Ginsburg, figura contra la discriminación

La jueza Ginsburg ha sido un bastión progresista en el Tribunal Supremo, desde que alcanzó el cargo en 1993 gracias al nombramiento de Bill Clinton.

En aquel momento, la jueza fue la segunda mujer en vestir la toga en la historia de Estados Unidos, convirtiéndose en un ejemplo a seguir en el empoderamiento femenino.

19 aniversario del 11-S: Este era el plan original del atentado de las torres gemelas

Sin embargo, antes de ser nombrada magistrada, Ginsburg ya era una figura central en la lucha contra la discriminación por cuestión de género, destacando en su tarea de conseguir la "igualdad legal de las mujeres y de los descapacitados". Tarea que mantuvo en su papel como interpretadora de la Constitución y sistema legal de Estados Unidos.

A sus 87 años, Ruth Bader Ginsburg ha fallecido debido a "complicaciones en un cáncer metastásico" contra el que llevaba más de dos décadas luchando, habiendo sido tratada de un cáncer de colon en 1999, que posteriormente se extendió al páncreas y los pulmones.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario