EXCLUSIVA: Así funciona la estafa del alquiler que arrasa en Internet

  • Sucesos
  • 27-09-2021 | 15:09
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Una web 'pantalla' que finge ser de Airbnb, caseros en condiciones desesperadas y altas fianzas para concertar una visita.




El precio del alquiler sigue subiendo en España; principalmente, en la capital y las grandes ciudades, donde encontrar un piso a buen precio, y en buenas condiciones, parece una misión imposible. Más aún, si buscas vivir solo y en algún lugar bien comunicado.

Algo de lo que muchos cyberdelincuentes se aprovechan para estafar a jóvenes, y no tan jóvenes, que buscan la casa de sus sueños a través de plataformas como pisos.com o infocasa, que siguen luchando contra las estafas que aparecen, irremediablemente, en sus páginas web.



DonDiario ha conseguido, en exclusiva, seguir paso a paso uno de estos intentos de estafa, siendo una fuente de este periódico el 'anzuelo' para conseguir toda la información posible de cómo actúan, y cómo presionan, estos estafadores.

En primer lugar, la aparición de la oferta del piso, en una de las citadas web de alquiler, es irrechazable: un piso recién reformado, con fácil acceso a las carreteras principales de Madrid, espacioso, decorado con buen gusto, y con un alquiler comedido: 510€ mensuales, con todo incluido, en Getafe, a las afueras de Madrid.



Interesado en el alquiler, el 'cliente' se pone en contacto con el dueño del inmueble, que facilita un número de móvil para contactar con Whatsapp. Una conversación en la que el dueño de la casa explica que necesita alquilar el piso por condiciones familiares adversas, así como el sistema para conseguir visitar la casa: pagar la fianza, de 510€, así como el depósito de dos meses de alquiler en una cuenta de 'Airbnb', que actuaría como agencia intermediaria.



Pagar antes de poder visitar el domicilio

Ante la sorpresa de este pago de 'reserva' del piso, el confidente de DD se pone en contacto, a través del enlace facilitado por el futuro casero, con 'Airbnb', que asegura que, efectivamente, los más de 1.500 euros deben ser ingresados en la cuenta de uno de sus agentes para poder visitar el piso.

Del mismo modo, apremian al interesado, señalando que, de pagar cuanto antes esa suma, podría visitar el piso en cuestión en menos de 48 horas. Un apremio que se relaciona también con la rapidez con la que un piso de esas características desaparece de la oferta de alquileres.



Ante las dudas que genera este pago por adelantado, la propia agencia te asegura que, de no interesar el piso después de visitarlo, la cuantía será devuelta por completo desde la cuenta del agente inmobiliario, que, señalan, es "español".

Pequeños indicios de fraude

Movimientos muy sinuosos, y casi imperceptibles, que pueden llegar a cualquier interesado a convertirse en una victima más de un fraude inmobiliario, muy comunes ahora que el alquiler y la compra de viviendas está alcanzando precios históricos.

Sin embargo, hay pequeños detalles a tener en cuenta en este tipo de transacciones, que pueden ayudar a los compradores o futuros inquilinos a no caer en la trampa del fraude.

En primer lugar, cualquier usuario debe desconfiar de cualquier enlace que se le envíe, desde el contacto de la vivienda, para alquilar de forma externa el domicilio. En este caso, el 'casero' publicitado en una web oficial derivó al falso cliente a una dirección web 'perteneciente' a Airbnb para completar la transacción.

Una falsa dirección ya que, en segundo lugar, es importante comprobar la página web a la que hemos sido dirigidos. En este caso, la 'web pantalla' tenía muchos detalles de la web oficial de Airbnb, que daba una falsa sensación de seguridad, ya que se asemeja mucho a la oficial. SIn embargo, la web fraudulenta no te permitía navegar por otras ofertas, ni acceder a la página de inicio de Airbnb. Tampoco la app de móvil de Airbnb reconocía el enlace al inmueble, ni éste aparecía como opción de alquiler en la web oficial.

Del mismo modo, y a pesar de la insistencia del futuro inquilino, ni el casero ni la plataforma accedieron de modo alguno a permitir la visita al inmueble sin la previa reserva, de una cuantía muy superior a la esperada en este tipo de transacciones, y sin ofrecer garantía alguna de devolución o de resguardo de pago.

Pequeños detalles que pueden salvar los sueños de muchos futuros propietarios que, a pesar de estas estafas, siguen confiando en poder encontrar el hogar de sus sueños a través de Internet.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario