Estos son los 10 plásticos que persigue la Unión Europea

  • Sucesos
  • 12-11-2018 | 05:11
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Los diez plásticos de un solo uso más habituales son casi la mitad de los residuos de las playas que acabarán contaminando el mar.




La generalización de plásticos de usar y tirar está provocando que los modelos de producción y consumo "sean cada vez más ineficientes", dice una de las enmiendas aprobadas del Parlamento Europeo a la propuesta de directiva de reducción de plásticos de un solo uso de la Comisión Europea.

El plan es que para el 2021 desaparezcan los plásticos para los que haya alternativas. Los diez plásticos de un solo uso más habituales son casi la mitad de los residuos de las playas que acabarán contaminando el mar.



Los diez plásticos

Cubiertos y platos: El objetivo es que los estados miembros prohíban la introducción en el mercado de cubiertos, platos, agitadores de bebidas y palitos de globo de plástico.

Pajitas y bastoncillos de algodón: Para ahorrar emisiones de CO2, hay un acuerdo para "dar prioridad a la prevención y reutilización de los productos". Esto llevará a la misma restricción que en el caso anterior.



Recipientes alimentarios: Los estados "deben establecer objetivos nacionales para lograr una reducción ambiciosa y duradera" de los recipientes alimentarios destinados al consumo inmediato". También deben fomentarse la reutilización de estos elementos.

Vasos: Al igual que en el caso anterior, se deben fijar objetivos nacionales para fomenar la reutilización de los vasos de plástico.



Botellas: Tanto la CE como el Parlamento europeo exigen a los estados que recojan separadamente el 90% de las botellas de plástico de un solo uso para el 2025.

Bolsas ligeras: La Unión Europea exige a los estados miembros que se informe al ciudadano de los impactos ambientales. Las bolsas de plástico ya han sufrido restricciones anteriormente y en España ya se paga por ellas.



Envases y envoltorios: Los fabricantes de envases y envoltorios de alimentos deberán contribuir a los costes de prevención y gestión de residuos, incluida la limpieza de los desechos.

Toallitas y compresas: Ocasionan bloqueos en los sistemas de saneamiento y gastos millonarios para la evacuación de aguas residuales. Deberán llevar una etiqueta en la que se explique como deshacerse del residuo de forma adecuada.

Recipientes de bebidas, tapas y tapones: Los recipientes de bebidas de plástico destinados a un solo uso únicamente podrán venderse si sus tapas y tapones permanecen unidos a ellos.

Filtros de cigarrillos: Los residuos de los filtros de cigarrillos deberán reducirse un 50% para el 2025 y un 80% para el 2030. Cada colilla puede contaminar de 500 a 1.000 litros de agua.

Facebook Twitter


Deja tu Comentario