"¡Esto es un insulto al tribunal!" Las defensas convierten el juicio en un cachondeo y Marchena debe intervenir

  • Cataluña
  • 25-04-2019 | 16:04
  • Escribe: Redacción

"No podemos permitir que el juicio se convierta en una lección de un constitucionalista a los magistrados del Supremo, esto es un insulto a los miembros del tribunal", ha dicho Marchena.




El presidente de la sala que juzga el procés' independentista en el Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ha cortado de forma tajante el interrogatorio que realizaba este jueves el abogado Benet Salellas a uno de sus testigos propuestos, el catedrático de Derecho Constitucional Enoch Alberti, cuando disertaba sobre derecho de autodeterminación. "No podemos permitir que el juicio se convierta en una lección de un constitucionalista a los magistrados del Supremo, esto es un insulto a los miembros del tribunal", ha señalado. (Tirón de orejas brutal del juez Marchena al abogado de Sánchez: "Si quiere, declara usted")

El polémico Libro Blanco genera polémica en el Supremo

El testigo, el séptimo en comparecer este jueves, había sido citado por tres testigos de las defensas, entre ellos Benet, que le ha interrogado sobre el denominado 'Libro Blanco' que elaboró en su día el Consejo Asesor para la Transición Nacional, del que formaba parte. Entre otros asuntos, el abogado --que defiende al que fuera presidente de Ómnium Cultural Jordi Cuixart-- le ha preguntado sobre si el Consejo analizó el derecho de determinación.



El catedrático ha comenzado a disertar sobre el derecho a la autodeterminación del los pueblos colonizados reconocido por la ONU y, cuando iba a comenzar a hablar de un "derecho a la autodeterminación interno" ha sido interrumpido por el Marchena, quien ha recordado al abogado Salellas que el citado Libro Blanco para la Transición Nacional es un documento incorporado a la causa, leído "de la primera a la última página" por los miembros del tribunal y es conocido públicamente. (¡Marchena censura con ‘una suavidad férrea’ las salidas de tono y equivocaciones judiciales de la defensa!)

"Si el testigo hace una disertación académica convierte al profesor en perito", ha advertido Marchena al abogado de Cuixart, al que ha afeado que fuera perfectamente conocedor de esta circunstancia. Posteriormente, y en un tono que ha ido endureciéndose conforme iba hablando, el magistrado ha manifestado que no podía permitir que el juicio se convirtiera en "la lección de un constitucionalista a los magistrados del Supremo sobre la visión interna o externa del derecho de autodeterminación".



"Esta sala no puede escuchar lecciones de derecho constitucional"

"No puedo permitir que el juicio se convierta en una disertación de un constitucionalista, esto es un insulto a los miembros del tribunal", ha añadido, para insistir de nuevo en que "la Sala no puede escuchar lecciones de derecho constitucional". No obstante, ha conminado al testigo a que siguiera con su interrogatorio en el sentido de sus preguntas iniciales, que sí eran procedentes por referirse a un documento que es citado en los escrito de las acusaciones para basar su petición de condena. (La defensa de Junqueras se queja de que el juez Marchena actuase como un fiscal. ¡¡Su pregunta esclareció la verdad!!)

En este punto, Salellas ha preguntado al catedrático si el Libro Blanco se atenía al marco constitucional vigente, a lo que el testigo ha contestado afirmativamente. También ha señalado que se analizó en el mismo documento la aplicación del artículo 155 de la Constitución, para apuntar que ésta debería ser limitada en el tiempo, no podría suspender derechos y por ello no podría evitar "que se siguiera con la movilización social, que se siguiera produciendo, siempre de forma pacífica y democrática".



Posteriormente, a preguntas del abogado en esta causa y exconseller de Presidencia de la Generalitat Francesc Homs, el catedrático ha negado que el libro blanco propusiera como recurso para hacer efectiva la declaración de independencia el uso del cuerpo de Mossos d'Esquadra. A preguntas del fiscal Jaime Moreno, el testigo ha reconocido que varios de los informes del Consejo aludían a la internacionalización de la consulta.

Llamada al orden a una alcaldesa

La declaración de otra de las testigos, la alcaldesa de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), Mayte Aymerich, también ha motivado la intervención de Marchena, que ha cortado su discurso cuando ésta manifestaba la forma en la que el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras --para quien se reclaman 25 años de cárcel por rebelión-- se conduce al defender su proyecto independentista. En este punto, el presidente del tribunal ha manifestado que no podría permitir que la testigo se introdujera "por los derroteros" del ideario político de este proceso judicial. (El magistrado Marchena, ¡¡¡le pega un corte al abogado Andreu van den Eynde que lo 'deja tieso'!!!)



Posteriormente, y en parecidos términos al testigo Alberti se ha pronunciado el también catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona Joan Vintró, quien formó parte del Consejo Asesor para la Transición Nacional para realizar un trabajo que ha definido como "académico" para "explorar las vías jurídicas para la realización de una consulta de autodeterminación y estudiar los posibles escenarios de implementación de los resultados" del mismo.
Este trabajo desembocó en el denominado Libro Blanco, publicado en otoño de 2014.

A preguntas de las defensas, Vintró ha afirmado en varias ocasiones que ni el consejo asesor ni el Libro Blanco en sí fueron impugnados o investigados y que él, como integrante de ese organismo, nunca ha sido apercibido por el Tribunal Constitucional.

Además, ha destacado que el planteamiento de las posibles vías para organizar un referéndum de autodeterminación hacía referencia a un "sentido político" del término y "no tanto jurídico", por lo que, según ha remarcado, no es una hoja de ruta hacia la independencia, pues "en absoluto se trata de un documento de estrategia política".

En este sentido, Vintró ha manifestado que era "un documento académico en el que se hacen análisis jurídicos, propuestas e hipótesis de los escenarios resultantes", y que el planteamiento de contar con una "sociedad civil movilizada" no tenía "nada que ver" con un "acto de fuerza, coacción o intimidación" al Estado.

Este testigo también había sido citado por la defensa de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, ya que Vintró ejerció como letrado de la Cámara autonómica. La letrada Olga Arderiu ha preguntado si el presidente de esta institución puede seleccionar qué iniciativas pueden ser o no tramitadas por la Mesa, con el objetivo de determinar su participación en la tramitación de las conocidas como leyes de desconexión --ley del referéndum y ley de transitoriedad--.

El catedrático ha explicado que este órgano del Parlament ha de admitir todas y cada una de las iniciativas parlamentarias que se presentan, si bien no puede entrar a analizar su contenido, por lo que tampoco suele efectuar un "control de constitucionalidad" de las propuestas. "Es posible, pero es muy excepcional", ha señalado.

Dos testigos intentan convencer de que Romeva es un hombre de paz

Por último, otros dos testigos han destacado el interés del exconseller de Exteriores Raül Romeva con las actuaciones relacionadas con la paz. El primero ha sido Felix Martí, que coincidió con el acusado en la Unesco; y el segundo el director de la FundiPau, Jordi Armadans, que ha enumerado la trayectoria de 27 años que ha compartido con Romeva en "espacio de construcción de paz".

"Siempre ha estado convencido de que la violencia no es un instrumento aceptable para la resolución de conflictos políticos. Es su manera de entender la política y así se ha reflejado en sus actuaciones", ha destacado Armadans.

Este testigo también ha subrayado que tanto en las concentraciones ante la Consejería de Economía de la Generalitat y en la sede de la CUP, ambas en Barcelona, el 20 de septiembre de 2017, como en cinco colegios electorales que visitó el 1 de octubre, había un ambiente tranquilo y que no vio ningún tipo de incidente. Es más, de la jornada del referéndum ha hecho hincapié que le pareció relevante que fueran los propios ciudadanos, que "no se conocían entre ellos", los que "colaboraron" y se "organizaron" para que la votación se pudiera celebrar.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario