Este fanático indepe se busca la ruina tras discutir con un transportista por el catalán

Este fanático indepe se busca la ruina tras discutir con un transportista por el catalán

30/11/2021

| Guillermo Vives

Facebook
Twitter

Un radical independentista se encara con un repartidor que le pide hablar en castellano para realizar la entrega al no entender el catalán

Un independentista catalán ha puesto el grito en el cielo porque un repartidor de la empresa GLS no le ha entregado su paquete. El trabajador no entendía la referencia numérica que le estaba facilitando el receptor del paquete y le pidió que se lo dijera en castellano para poder finalizar el proceso.

El hombre, que no quería utilizar el castellano bajo ningún concepto, le dijo claramente al repartidor de la empresa GLS que no pensaba utilizar el idioma oficial del país y que el paquete se lo tenía que entregar con la referencia que le estaba dando en catalán.

El decálogo del independentismo para defender el catalán: "que gobierne el PP"

El trabajador que no entendió las tres últimas cifras le preguntó varias veces y le pidió amablemente que se lo dijese en castellano ya que sin esas cifras no le podía entregar el pedido. El ciudadano prefirió no recibir su paquete antes que decir los números que le faltaban en castellano.

Además, el separatista catalán ha recurrido a las redes sociales para protestar por lo sucedido y para pedir explicaciones a la empresa GLS, a la que ha mencionado. "¿Es normal que me roben el paquete en la cara porque el transportista no quiere escuchar catalán?".

El varón ha mencionado también a la Agencia Catalana de Consumo para preguntar como denunciarlo directamente a los Mossos d'Esquadra. Sin embargo, el fanático independentista podría buscarse la ruina con el tuit publicado ya que ha cometido un grave delito.

Otro usuario de Twitter le ha recordado que puede recibir una multa económica de grandes dimensiones por lo que ha hecho. "¿Sabes que la Agencia de Protección de Datos pone multas de varios millones de euros por grabar la calle sin permiso? Te van a sacudir una multa muy interesante, por intentar perjudicar a un humilde trabajador. Y te estará bien empleado, por malvado".

El problema de Iglesias con los idiomas: si habla inglés así... ¿Qué pasará con el catalán?

Es un delito grabar si permiso a la calle

El hombre separatista tiene una cámara apuntando directamente a la calle y es algo ilegal compartir esa conversación que mantuvo con el repartidor de GLS, al que se le ve perfectamente el rostro y se le escucha hablar con el propietario de la vivienda, que no sale bien parado en la conversación.

Además, está intentando denunciar algo sin sentido ya que el trabajador no le entiende en catalán y le pide que diga el número en castellano. El repartidor sigue sin entenderle y se lleva el paquete porque no puede entregarlo sin saber si el receptor es la persona correcta. El empleado siguió el protocolo de la empresa como está estipulado.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario