Este es el motivo por el que no debes mezclar antibiótico con alcohol

  • Enciclopedia
  • 20-11-2021 | 08:11
  • Escribe: Macarena Moreno

Tomar ambas cosas puede tener consecuencias muy graves




Seguro que habrás escuchado en más de una ocasión que mientras estás en tratamiento y tomas antibiótico no puedes beber alcohol

Y es que los médicos suelen recetar este fármaco cuando el paciente sufre alguna infección, ya que es la forma más efectiva para curarse. 



A pesar de ello, muchas personas se cuestionan si en realidad es tan grave mezclar la bebida alcóholica con el antibiótico y qué efectos puede tener en el organismo. 

Y es que lo primero que hay que saber es que según la familia de la que provenga el fármaco los efectos serán más graves o más leves.



Las reacciones más leves vienen de antibióticos procedentes de macrólidos y quinolonas, ya que mezclarlos con el alcohol puede provocar que su efecto se vea disminuido. 

Esto sucede porque estas bebidas aumentan el metabolismo hepático y reducen la concentración del medicamento en la sangre. 



Por otro lado, cuando el alcohol se mezcla con otra familia de fármacos como las cefalosporinas, las consecuencias son mucho más graves. 

En esta ocasión se puede sufrir desde un enrojecimiento en la piel, naúseas o vómitos hasta una bajada de tensión, taquicardia, encefalopatía e incluso insuficiencia respiratoria.



Unos efectos que hay que tener bajo control para que la situación no empeore y que las complicaciones no vayan a más.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario