Estas son las técnicas para empezar a correr sin mayor esfuerzo

  • Enciclopedia
  • 09-01-2022 | 09:01
  • Escribe: Macarena Moreno
Dejar atrás el sedentarismo y empezar una rutina de ejercicio ahora es más sencillo


Si alguna que otra vez te has planteado el implantar una rutina de deporte como salir a correr a la calle y no has durado más de un día por las agujetas y la fatiga, estos trucos te vendrán de maravilla. 

Y es que los comienzos en el mundo del ejercicio físico no son buenos, y menos para una persona que lleva mucho tiempo sin realizarlo, por lo que hay que saber cómo enfrentarse a esta primera toma de contacto. 



Estiramientos

Antes de empezar a correr, hay que preparar el cuerpo y los músculos del esfuerzo físico que le espera. 

Este es un paso que tanto los más expertos como los novatos no se pueden saltar por nada del mundo. 



Por lo que con un buen estiramiento se pueden evitar futuras lesiones y el cuerpo estará más dispuesto al ejercico. 

Calentamiento

Con este lo que se pretende es aumentar la intensidad gradualmente y que no sea un sobresfuerzo físico muy brusco.



Lo recomendable es destinar unos 15 minutos a andar para que el cuerpo se habitúe y las pulsaciones vayan aumentando. 

Incluso si se trata de los primeros días en los que te introduces en este deporte, lo mejor será dedicarlos íntegramente a andar para que los músculos se vayan acostumbrando poco a poco.



Correr en pequeños intervalos

Una vez que ya se han pasado los primeros días, lo mejor es que se vaya aumentando la intensidad poco a poco. 

Por lo que en este caso se pueden realizar 10 minutos caminando y 1 minuto corriendo

De esta forma la persona tiene tiempo para recuperarse y volver a realizarlo hasta completar unos 30 minutos

Una vez que esta parte se ha superado, se puede reducir el tiempo a 5 minutos caminando y 1 corriendo y así se incrementa la intensidad gradualmente reduciendo minutos de caminar y aumentando los que hay que correr.

Vuelve a realizar estiramientos

Una vez que la persona ha terminado con su rutina diaria, debe volver a realizar los estiramientos pertinentes para relajar los músculos y evitar punzamientos o dolores en las zonas trabajadas. 

Con estos sencillos pasos podrás observar cómo sin darte cuenta vas ganando una mayor fuerza física y resistencia a la vez que te habitúas a este nuevo deporte.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario