"¡Están lloviendo peces!" El espectacular suceso meteorológico que se ha vuelto viral

"¡Están lloviendo peces!" El espectacular suceso meteorológico que se ha vuelto viral

03/01/2022

| Laura Abad

Facebook
Twitter

Los habitantes de Texarkana, Estados Unios, no podían creer lo que estaban viendo sus ojos, pero todo tiene una explicación científica.

Invasiones de ranas, moscas, piojos, langostas y saltamontes...  verdaderas plagas que, según las escrituras del Antiguo Testamento, invadieron Egipto de la mano de Moisés, atemorizando a la sociedad egipcia hasta que el faraón liberó a los exclavos hebreos.

Plagas que, según muchos, han tenido en estos últimos años su particular versión en la actualidad, con fenómenos naturales extraordinarios, unidos a la pandemia del coronavirus, que se han entendido por muchos como 'castigos' de Dios a la raza humana.

El 'muerto vivo': un hombre reaparece en su casa horas después de haber sido enterrado

Ahora, un nuevo fenómeno ha provocado que muchos vuelvan a mirar al cielo. En concreto, en Texarkana, donde los habitantes de esta pequeña localidad de Texas han comprobado, entre asombrados y asustados, como se producía una 'inexplicable' lluvia de ranas y peces, tal y como sucedía en las escrituras bíblicas.

"¡Están lloviendo peces!" se sorprendía un trabajador de la zona, que explicaba el suceso a los medios locales: "Los peces caían aquí y en todas partes".

Una explicación científica

Momentos surrealistas en los que los ciudadanos de la zona han podido ver caer del cielo peces de pequeño tamaño, así como ranas, crustáceos y otros pequeños animales marinos, procediendo muchos de estos ciudadanos a compartir el extraño fenómeno a través de vídeos en las redes sociales que, rápidamente, se convertían en un fenómeno viral.

Sin embargo, y a pesar de lo 'mágico' del suceso, los expertos ya han explicado que, en realidad, esta 'lluvia de animales' es un fenómeno meteorológico, eso sí, poco frecuente, provocado por fuertes vientos.

Una famosa ex conejita de Playboy escupe y agrede a un anciano en pleno vuelo

Así pues, estos peces no se 'originaron' en las nubes, sino que una fuerte corriente de aire ascendiente presente en zona marina fue capaz de 'arrastrar' en el aire a estas pequeñas criaturas, que se vieron atrapadas en el flujo del aire, cayendo poco después tras la pérdida de fuerza de esta corriente de aire.

Algo que ha sucedido, según la revista Scientific American, en otras ocasiones, como en enero de 1877, cuando se producía un "chubasco de serpientes" en Memphis, o en septiembre de 1872 cuando en España se producía un aguacero de codornices en Cádiz.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario