Esquerra continua con el chantaje a Sánchez en los PGE: "no estamos yendo bien"

  • Cataluña
  • 22-10-2021 | 10:10
  • Escribe: Celeste De Sebastián

El presidente independentista incorpora nuevas exigencias al Gobierno socialista para apoyar las Cuentas nacionales de 2022.




Esquerra Republicana se sabe necesaria para el Ejecutivo de Pedro Sánchez; y es que, a pesar de la coalición entre socialistas y podemitas, el Gobierno necesita del apoyo de los partidos nacionalistas para conseguir aprobar en las Cortes proyectos tan relevantes para el país como son los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Algo que conocen desde el partido republicano catalán, que no duda en 'chantajear' al presidente del Gobierno, exigiendo continuos beneficios y cesión de competencias para la Generalitat a cambio del apoyo necesario en en Congreso. 



Un chantaje que ha vuelto a producirse este viernes, cuando el president de la Generalitat y líder de ERC, Pere Aragonès, ha avisado al presidente socialista de que su partido está más cerca de votar en contra de los PGE que de aprobarlos.

"Vuelve la Badalona gris y del caos": La ciudad de Albiol cae en manos de los independentistas



"No estamos yendo bien" ha asegurado ante los micrófonos de SER Catalunya. Palabras con las que el republicano ha criticado los niveles de ejecución de los acuerdos entre el Gobierno y la Generalitat firmados en los PGE 2021, asegurando que no "no son aceptables", insistiendo en la necesidad de incorporar a los nuevos Presupuestos garantías de cumplimiento de los compromisos de pacto.

Más exigencias desde Cataluña

Así pues, Aragonès ha insistido en que Pedro Sánchez no puede esperar el apoyo de los republicanos "a un proyecto de Presupuestos que después no se cumple".



Sin embargo, no ha sido esta crítica al Gobierno nacional el único impedimento que ha presentado el president de la Generalitat a la hora de dar apoyo a las Cuentas nacionales: y es que, a las pretensiones independentistas de los últimos Presupuestos, el republicano ha incorporado nuevas condiciones para dar ese voto a favor.

Condiciones entre las que se encuentra que el Gobierno incorpore la protección del catalán en la ley audiovisual; una premisa que ya ha sido rechazada en anteriores ocasiones, y que demuestra la intención de los independentistas de conseguir, a través del chantaje, todos los objetivos marcados desde la Generalitat de cara a contentar al movimiento secesionista y supremacista catalán. 



La Generalitat ya tiene 125 nuevos enchufados: contratados a dedo y sin competencias

Sin embargo, esta intención de ERC de 'negociar' con el Gobierno español los PGE  de 2022 no se traduce en un acercamiento de posturas entre los republicanos y el PSC de cara a los presupuestos de Cataluña para el próximo año; y es que Aragonès, consciente de que los socialistas catalanes tienen poco que ofrecer a su partido, prefiere conseguir un acuerdo de Cuentas con la CUP, despreciando la mano tendida del PSC. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario