Esperanza Aguirre zurra a Corinna: "Tiene una dudosísima reputación. Antes era muy guapa y ahora está horrorosa".

  • Política
  • 06-10-2020 | 09:10
  • Escribe: Gonzalo Palacios

"Pedro Sánchez le va a ofrecer a Aguado la presidencia para derrocar al gobierno de la Comunidad de Madrid y a su presidenta", ha dicho Esperanza Aguirre


 La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha asegurado este martes que la examiga del rey emérito Corinna Larsen "tiene una dudosísima reputación". "Y digo eso porque estoy aquí (en la televisión), que si no le diría la reputación que tiene esta señora", ha añadido.

Aguirre se ha expresado así en una entrevista en 'La hora de la 1' un día después de que Larsen concediese una entrevista a okdiario en la que revelaba más detalles de su relación con el Rey Juan Carlos y acerca de la Casa Real.


Corinna: "Juan Carlos I tenía con Franco una relación de padre e hijo"

Para la expresidenta, las declaraciones de Corinna son "una vergüenza", y ha puesto en cuestión que "toda España" esté pendiente de las palabras de "una señora" que "era muy guapa" pero que ahora "está horrorosa". "En su pecado lleva la penitencia", ha zanjado Aguirre.


"Pedro Sánchez quiere derrocar al Gobierno de Madrid y su presidenta"

Esperanza Aguirre también ha asegurado en la misma entrevista que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, "está decidido a derrocar" el Gobierno de la Comunidad de Madrid y a su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, una "crack" que "molesta a toda la izquierda".

En la misma entrevista Aguirre ha insistido en que al Gobierno "le molesta" que Madrid sea "la única comunidad donde se puede elegir médico, hospital, colegio y a qué hora" se quiere "ir a comprar o a abrir el comercio". "Porque hay libertad, y porque tiene los impuestos más bajos de toda España", ha añadido.



A su juicio, el Ejecutivo tiene a Madrid en el punto de mira por las "políticas" aplicadas por la propia Díaz Ayuso, una "valiente que lo está haciendo muy bien" y que, no obstante, "comete errores". En esta línea, Aguirre dice que lo único achacable al Gobierno regional es no haber contratado los rastreadores suficientes.

¡¡Esperanza Aguirre atiza a Marta Flich en directo porque 'Todo es mentira'!!

"Creen que para ser rastreador hay que ser biólogo o epidemiólogo. Casi casi que es un call center. Hay que preguntarles a los infectados: usted con quién ha estado. Es lo que hay que hacer, rastrear", ha sostenido.

"Si yo no llego a construir 12 hospitales públicos..."

Con todo, Aguirre ha animado a Ayuso a que "siga como hasta ahora", ejerciendo una labor que "molesta a toda la izquierda". "Y le aseguro una cosa. El PSOE le va a ofrecer a Aguado el oro y el moro, incluso la Presidencia, para poder derrocar a Ayuso", ha opinado.

En este contexto, la que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid ha dejado claro que, desde su punto de vista, la región es la más afectada por el coronavirus por "el urbanismo". La dureza de la pandemia se explica, según Aguirre, porque la ciudad está "construida sobre la base de viviendas en alturas, y el 90% del suelo está libre".

Así, se ha preguntado cuál habría sido el impacto del COVID-19 si su Gobierno no hubiese llegado a construir 12 hospitales "públicos". "Que estoy harto de que digan que son privados. Si no llego a hacerlos imagínese", ha incidido.

Aguirre desvela que Villarejo le dijo que el Gobierno de Rajoy quería darle "un susto"

También ha desvelado que el comisario jubilado y en prisión preventiva José Manuel Villarejo le citó en un hotel a raíz del altercado de tráfico que tuvo en la Gran Vía para explicarle que el Gobierno de Mariano Rajoy quería darle "un susto".

Esperanza Aguirre se levanta y se va de Telemadrid llamando a la presentadora "podemita"

Aguirre ha revelado el contenido este encuentro después de que la semana pasada saliese a la luz una conversación de Villarejo grabada en febrero de 2017 en la que explica que se personó en los tribunales contra la propia Aguirre por el suceso en Gran Vía porque Rajoy quería "cortarle la cabeza".

"Creo que él tenía la costumbre de grabar a toda España. Grababa para después poder chantajear", ha asegurado Aguirre, que ha puesto en duda la veracidad de esa afirmación. "Aunque yo no soy gran fan de Rajoy, pese a pertenecer al mismo partido, no me lo creo. Me quería para grabarme, pero yo solo le preguntaba qué es lo que tenía contra mí", ha explicado.

Para explicar el origen del encuentro, la expresidenta se ha retrotraído hasta 2014, cuando paró en la céntrica calle de la capital "para sacar dinero". "Me ponen una multa y me dicen que me quede hasta que lleguen las cámaras", ha apuntado, señalando que uno de los agentes le dijo que si no le gustaba la infracción podía decírselo a su "amiguita", la alcaldesa Ana Botella.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario