"España nos roba"... y la familia de Pere Aragonès también

  • Cataluña
  • 08-04-2021 | 08:04
  • Escribe: Gonzalo Palacios




La Generalitat está maldita. Presidentes fugados, presidentes inhabilitados... y ahora un presidente potencial salpicado por un escándalo familiar relacionado con paraísos fiscales y movimientos opacos de dinero. Pere Aragonès, el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, está en el centro de la diana.

El escándalo no afecta directamente a Pere Aragonès, pero sí a sus padres y sus tíos. Según una información destapada por Crónica Global, transfirieron a España una empresa que tenían ubicada en el paraíso fiscal de Curaçao.

Los orígenes de Pere Aragonés, el candidato de ERC: nieto de un alcalde franquista y millonario



Se trata de la compañía Phedra Hotels Holding SL, que fue trasladada de la isla caribeña de las Antillas Holandesas a Pineda de Mar, donde reside la familia y el candidato a la presidencia de la Generalitat.

La familia de Aragonès es propietaria de Golden Hotels & Experiences, una cadena con siete hoteles de playa de cuatro estrellas repartidos por la costa catalana. Suma un total de 19.30 habitaciones. El Bahía de Rossa de Mar y el MNar Menuda están en la Costa Brava. El Taurus Aquapark Resort, en Barcelona; y el Port Salou, Donaire Beach, el Costa Salou y el Avenida Family Suites en la Costa Dorada.



La cadena se ha visto seriamente afectada por la pandemia, registra pérdidas en el último año y los 330 empleados han acabado sufriendo ERTES. Según la información de Crónica Global, los activos de la compañía son de 90 millones de euros y el valor de los inmuebles de 58 millones.

Pere Aragonés quiere que la Generalitat sea parte acusadora de la 'mangancia' del 3 % de Convergencia. ¡Vaya tomate a la vista!



Durante su etapa caribeña, sus activos eran de tres millones y su patrimonio neto de 2,9. Los hermanos de Aragonés afloraron el montaje societario en 2013 aprovechando la ley de amnistía fiscal promulgada por Mariano Rajoy que permitió regularizar capitales ocultos sin las penalizaciones actuales.

El negocio lo puso en marcha José Aragonés Montsant, que fue alcalde de Pineda de Mar durante el franquismo y luego miembro activo de Alianza Popular, el partido de Manuel Fraga que sería el origen del actual Partido Popular.



"Ricos que se las dan de pobres"

Puso en marcha una serie de empresas hoteleras y textiles como Industrial Aragonés SA (INAR), que llegó a dar trabajo a 450 empleados. En 2002 la empresa cerró y puso en la calle a 240 trabajadores.

En plena negociación de ERC con JxCat para lograr la investidura de Pere Aragonès como presidente de la Generalitat, el partido republicano siempre ha querido marcar distancias con el partido de Puigdemont, al que consideran heredero de la corrupta Convergencia i Unió. Y el partido de Puigdemont no ha tenido piedad al conocerse los antecedentes empresariales familiares de la familia de quien aspira a convertirse en presidente de la Generalitat vendiendo valores progresistas de izquierdas. 

Un tuit de Joan Canadell titulado "Senyors o masovers?" ponía el dedo en la llaga: "Lo que da rabia son los ricos que se las dan de pueblo o de pobres". Probablemente era una indirecta a la referencia de Pere Aragonès a sus modestos abuelos andaluces, Antonio y Juani, de Palomares (Almería). Cuando en 2013 su familia repatrió el capital de las Antillas, Aragonès ya era diputado en el Parlament y empezaba a pintar en el partido como responsable de asuntos económicos.

La familia de Aragonès robó a España

Es cierto que él no es responsable directo del fraude, pero le atañe muy de cerca. Queda demostrado que la familia Aragonès escondió dinero en un paraíso fiscal con el fin de evitarse pagar impuestos en España. Y eso es un fraude a la ley que no puede dejar indiferente a un político con proyección de futuro como es su caso. 

La rajada del hipócrita Pere Aragonès contra España

La oposición no le perdona a Aragonès salidas de tono en el pasado como aquella en la que enseñaba un cartel en el que dununciaba que "cada segundo España nos roba 450 euros". Parece claro que España no le robó nada a su familia. Al contrario, su familia robó a los españoles eludiendo el pago de impuestos a Hacienda. Porque Hacienda somos todos. Y más cuando se trata de partidos de izquierdas que luchan contra el dumping fiscal, especialmente si éste se localiza en Madrid.

 

Facebook Twitter


Deja tu Comentario