Escándalo: las razones políticas del no desalojo de la fiesta Rave ilegal de Barcelona

  • Sucesos
  • 02-01-2021 | 09:01
  • Escribe: Redacción

Marcos de Quinto da en Twitter la clave para entender las órdenes de no intervenir recibidas por los agentes.


Este jueves por la noche, coincidiendo con la celebración del fin de año de 2020, más de un centenar de personas se reunían en una nave abandonada en Llinars del Vallés, Barcelona, para celebrar una macroquedada de Año Nuevo.

Una Rave de la que informaban los propios vecinos de la zona, después de que un gran número de vehículos colapsara la carretera C-251, y que muchos de ellos acabaran estacionados a las afueras de la nave.


Tal y como se ha podido comprobar a través de publicaciones en las redes sociales, los participantes en esta fiesta no cumplieron en ningún momento con las medidas impuestas para la prevención del coronavirus, asisiendo sin mascarillas, y bailando, bebiendo, y cantando dentro del recinto sin mantener ninguna distancia de seguridad.

Ni el coronavirus lo frena: Aumentan los homicidios en Madrid en 2020


Una temeridad y una imprudiencia en unos momentos en los que Cataluña vuelve a registrar un pico de contagios, y mientras toda España teme la llegada de una tercera ola. Y, sin embargo, cuando los agentes de Mossos d'Esquadra llegaron al recinto, se vieron sorprendidos ante la orden que recibían de sus superiores, que les limitaban a quedarse quietos y aguardar en el exterior.

Y es que la policía autonómica no fue autorizada para paralizar el evento, limitándose a esperar a que los asistentes salieran del recinto, y ponerles una sanción administrativa.



Una orden que sorprendía a los agentes, y a la opinión pública. "Los Mossos no desalojarán a las 200 personas que llevan más de 21 horas en una fiesta, "para evitar desórdenes y que la gente pueda acabar dañada" informaba Toni Cantó a través de sus redes sociales, donde recordaba que Cataluña "registra 3.732 casos".

Marcos de Quinto da la explicación política

"Los Mossos, 'para evitar desórdenes', siempre miraron a otro lado" ha criticado el exdiputado de Ciudadanos, Marcos de Quinto, a través de las redes sociales, donde ha apoyado la desazón de Toni Cantó.

Se vacuna contra el Covid-19 y da positivo seis días después

Pero el ex político no ha dudado en buscar "responsables" de esta permisividad ante un evento que podría afectar a la salud de miles de ciudadanos catalanes en los próximos días, y no ha tardado en señalar a los posibles culpables.

"A lo mejor, en este caso, han recibido alguna llamada desde la fiesta avisándoles de que dentro hay alguno de ERC, de JxCat o del PSC... todo es posible con esta policía "de parte"" ha lamentado.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario