¡¡Escándalo!! ¡¡La trama de espionaje de Villarejo salpica al Atlético de Madrid!!

  • Deportes
  • 24-01-2019 | 07:01
  • Escribe: Lucas García

El Atlético de Madrid recurrió a Villarejo para espiar a los socios contrarios a la venta del Vicente Calderón, según El Confidencial.




El Atlético de Madrid se ha visto salpicado, de forma muy grave, por una polémica de espionaje a sus socios. El comisario José Manuel Villarejo investigó los ‘piquetes’ de los abonados al Calderón que no estaban dispuestos a irse al Wanda… ¡Muy feo!

En el año 2017, con los rojiblancos jugando todavía partidos en el Vicente Calderón, Villarejo investigó e indagó para sacar trapos sucios a los líderes de las agrupaciones de socios que se negaban a trasladarse al Wanda Metropolitano. (El escándalo Villarejo empuja a Cospedal fuera del Congreso).​



En El Confidencial aseguran, a su vez, que los contactos Villarejo-Atlético se empezaron a producir en el año 2004. Allí empezaron a aflorar las primeras organizaciones cuando se deslizó la posibilidad de demolición del Calderón y un cambio de sede.

340.500 euros fue el montante que cobró, por aquel entonces, el comisario Villarejo. El encargado de hacer oficial el encargo de esta operación fue el entonces director de Seguridad del equipo. Villarejo lo identificó únicamente por sus siglas, JC. Se trataría de José Camarero, policía nacional en excedencia, según cuenta El Confidencial. (Toda la verdad sobre el 'traidor' Álvaro Morata: ¡Madridista de boquilla!)



“Entre los responsables de la plataforma, Villarejo situó a José Luis Sánchez Ayuso (lo llamó Sancho), presidente de la Asociación Señales de Humo y una de las voces más contundentes contra el desempeño de los Gil y Cerezo. El comisario peinó sus datos de nacimiento, sus estudios, para qué empresa estaba trabajando en esos momentos y qué otras habilidades atesoraba supuestamente. “Mediante hábiles maniobras, está intentando provocar una profunda crisis en el club para posteriormente instalarse en ella, al tiempo que se presenta ante la opinión pública como honrado miembro del club que persigue a los 'poderosos dueños que abusan del humilde aficionado sin recursos”, escribió Villarejo, que también atribuyó a Sánchez Ayuso “experiencia en técnicas de manipulación de masas, según informaciones recogidas en su entorno personal””, escriben en el citado medio.

Los de Alternativa Atlética también ponían ‘pegas’ a ese traslado al Wanda Metropolitano. “Carmelo [el nombre en clave que asignó a Carmona] ha mantenido relaciones con Castresana [el fiscal anticorrupción que fue la bestia negra de Jesús Gil], así como con Trinidad Jiménez [sobrina del fiscal Villarejo], y últimamente la relación y comunicación más intensa es con el concejal de su mismo partido, llamado Félix Arias”. Llegó a ser amenaza para la directiva y rápidamente, Villarejo elaboró un informe para desactivarles.



Su líder fue Alfonso Camba Barbolla y quedaría etiquetado como ‘CB’ a ojos de Villarejo: “CB está convencido de que al final puede hacerse con el club y dar el pelotazo de su vida, ya que cree contar con el respaldo económico adecuado (…) Están apostando por controlar todo y creen que será así si consiguen vaciar de espectadores los días de partido, para lo cual emplean todo el empeño en captar el apoyo de peñas, otras plataformas o foros y cualquier iniciativa que vaya en contra de los directivos de K”, explicaba en otro de los informes a los que tuvo acceso el medio citado.

La llamada ‘Operación Stage’ le costó al Atlético de Madrid un total de 15.500 euros, incluidos en el precio total del proyecto (340.500 euros). El Atlético debía pagar 200.000 euros por adelantado, con grupos de socios enfrentados y con la única idea de trasladarse al Wanda Metropolitano. Cerezo vivió duras amenazas del Frente Atlético en 2005, tras la renuncia de José Camarero, y el club ahora ha decidido dar ‘carpetazo’ a la polémica y no ofrecer ninguna respuesta…¡menudo escándalo!



Facebook Twitter

Deja tu Comentario