Escándalo en Cataluña (otra vez): Abacus investiga a una cajera por hablar en castellano

  • Cataluña
  • 23-12-2020 | 09:12
  • Escribe: Redacción

La cajera se ha metido en un lío por dirigirse en castellano a una clienta ya que Abacus la ha localizado


Abacus, la cooperativa dedicada a la venta de artículos de escritura y material escolar, ha protagonizado una nueva polémica que está relacionada con el uso del castellano en Cataluña.

A través de la red social Twitter, Aïda Tarragó, que trabaja en la Consejería de Agricultura de la Generalitat, ha denunciado que una cajera de Abacus la atendió en castellano en lugar de en catalán.


Clamor por el atentado anticonstitucional contra el castellano en Cataluña

"Ostras, sinceramente me choca que en un lugar como Abacus la cajera se me dirija en castellano de entrada, tengamos toda la conversación en catalán y, una vez pagado, me vuelva a decir: tome su tiquet, muchas gracias", ha escrito Tarragó.


"¿Abacus, sabes? No se, como socios de hace 40 años me entristece", ha añadido la clienta, que trabaja en la Consejería de Agricultura de la Generalitat de Cataluña y es afín al independentismo.

La ONG del catalán pretende prohibir el castellano en los recreos... ¡¡Y el PSOE consiente esta aberración!!



La cooperativa, a través de la misma red social, ha pedido disculpas a Aïda Tarragó y ha dejado claro que la lengua que utilizan los trabajadores de sus tiendas es el catalán. "Hola Aïda. Nos sabe mal la situación que nos describes. Ya sabes que, por nuestro compromiso con el país, la cultura y la educación, nuestra lengua de comunicación primaria es el catalán".

Asimismo, ha pedido a Aïda Tarragó que facilite los datos de la tienda en la que tuvo el problema con el objetivo de localizar a la cajera. "¿Serías tan amable de indicarnos en qué tienda ha sido, por favor?”.

El Gobierno elimina el castellano como lengua vehicular para tener contento al independentismo catalán

Críticas a Abacus

Esta conversación ha desatado una oleada de críticas hacia Abacus por señalar a la cajera. La cooperativa, tras el lío que se ha formado, ha asegurado que no tiene intención de tomar represalias contra la trabajadora aunque esa afirmación no ha convencido a sus clientes.

Algunos de los mensajes que le han dejado a Abacus tras esta 'caza de brujas' contra los empleados que hablan castellano son "a esto se le llama fascismo”, “un cliente menos” o “estáis en el límite del delito”, entre otros.

La denunciante ha borrado el tuit sobre su 'incidente' con una cajera de Abacus pero ya es demasiado tarde. Esta nueva muestra de odio hacia España se ha viralizado y el debate está en las redes.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario