"¡Es un polvorín!" ¿Qué está pasando en Canarias?

  • Política
  • 19-11-2020 | 19:11
  • Escribe: Pedro Riscal

2.301 migrantes que permanecen desde este miércoles hacinados en el muelle de Arguineguín (Gran Canaria)


200 inmigrantes fueron desalojados del puerto canario de Arguineguín sin garantías de un techo, y poco después regresaron al muelle, lo que ha generado un conflicto político de enormes proporciones. En Tenerife volvió a ocurrir algo parecido y los migrantes se van acumulando en Canarias sin que el Gobierno encuentre una solución para el hacinamiento de estos inmigrantes. La situación ha llevado a la diputada canaria Ana Oramas a denunciar en el Congreso que "Canarias es un polvorín". 

El Ministerio de Interior ha trasladado en la tarde de este jueves a otro grupo de 200 migrantes desde el Muelle de Arguineguín al Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) de Barranco Seco (Gran Canaria).


Así lo ha informado la Delegación del Gobierno en Canarias, que añade que, por otro lado, se enviarán a las islas dos grupos de 'antidisturbios' de la Unidad de Intervención Policial (UIP) como refuerzo para hacer frente a la presión migratoria.

Por su parte, estos 200 migrantes se sumarán a los 200 que fueron trasladados el miércoles hasta la instalación de Barranco Seco que, con capacidad para 800 plazas, fue levantada con ayuda del Ejército de Tierra dentro de este antiguo polvorín en Las Palmas de Gran Canaria, capital de la isla.


Igea se sube al carro de las denuncias por el escándalo de los inmigrantes de Soria

Finalmente, para la jornada de este viernes tienen previsto visitar Canarias los ministros Escrivá y Ábalos. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones presentará las principales líneas del Plan Canarias relativas a su departamento; y el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, visitará el Centro de Salvamento Marítimo y el nuevo edificio de Capitanía Marítima en Las Palmas de Gran Canaria.



Interior manda dos grupos de Antidisturbios

Por su parte, el Ministerio del Interior ha ordenado este jueves enviar dos grupos de 'antidisturbios' de la Unidad de Intervención Policial (UIP) como refuerzo para hacer frente a la presión migratoria en Canarias, han informado diversas fuentes policiales.

Además, desde el departamento de Fernando Grande-Marlaska se ha negado que dieran "ninguna orden" para impedir traslados a la Península en barco, como ha denunciado la diputada de Coalición Canarias Ana Oramas.

Fuentes policiales oficiales han confirmado que se ha aprobado el refuerzo del dispositivo policial con dos grupos de la UIP que se desplazaran desde la Península para estar desplegados entre este jueves y un plazo máximo de dos días.

En total serían unos 250 los policías 'antidisturbios' que formarían parte de este refuerzo, ya que a estos dos grupos se unen otros que forman parte de la plantilla en Canarias. Desde la Península se envía un grupo de A Coruña con refuerzos de Vigo y otro más desde Valencia.

Policías en Arguineguín

Desde el día 10 estaba desplegado por el dispositivo migratorio un grupo de UIP de Tenerife y ahora lo hará un segundo; al igual que otros dos grupos de Las Palmas que también ayudarán en el operativo por la llegada de inmigrantes hacinados en el muelle de Arguineguín. La previsión, aunque aún no es firme, es que este refuerzo de seis grupos de UIP en total esté activado hasta el 13 de diciembre.

Esta indeseable diputada de ERC acusa al PP de "asesinar" inmigrantes

El dispositivo policial se reforzará, de este modo, tanto en el muelle de Arguineguín como en otras zonas como el campamento levantado por el Ejército en Barranco Seco, con capacidad para 800 personas.

Hasta este centro de atención temporal para extranjeros (CATE) serán trasladados este jueves otros 200 inmigrantes, que se suman a los que ya lo hicieron ayer en autobuses bajo la supervisión en la zona tanto del director de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, como del director adjunto operativo (DAO), José Ángel González.

Oramas señala a Marlaska por un barco

La diputada de Coalición Canarias Ana Oramas ha asegurado este jueves que las islas "no se puede convertir en un Lesbos, Lampedusa o Moira" porque "no es una jaula", en alusión a los 2.301 migrantes que permanecen desde este miércoles hacinados en el muelle de Arguineguín (Gran Canaria).

"Me ha llamado a las seis de la mañana el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, para manifestarme que ayer por la noche 200 inmigrantes han sido trasladados a Tenerife y que iban a embarcar en un barco a Huelva y por instrucciones del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la Delegación del Gobierno se lo han impedido", ha explicado Oramas en una entrevista en 'La hora de La 1'.

Fuentes de Interior señalan que este departamento no dio "ninguna orden" de impedir ayer traslados de inmigrantes desde Canarias a la Península, como ha asegurado Oramas, una diputada que desde hace días está siendo muy crítica con la gestión de Fernando Grande-Marlaska, a quien ha pedido que dimita, al igual como su colega de Migraciones, José Luis Escrivá.

En el Ministerio niegan su participación para impedir la salida de ningún barco y se remiten a los planes ya en marcha para trasladar a los inmigrantes del muelle de Arguineguín a las instalaciones de Barranco Seco, sin dar más detalles de otros traslados a otros puntos de las islas, de la Península o hacia los países de origen. Al menos se ha fletado un avión para devolver a Mauritania a 22 inmigrantes.

Partió un barco con 30 personas

Además, las fuentes de Interior señalan que las reubicaciones ordenadas dentro del sistema de acogida requieren de "controles reforzados más intensos" en el caso de que los traslados se realicen entre Canarias y la Península, en comparación con los que están en vigor dentro de las propias islas, donde no abandonan la comunidad autónoma.

200 inmigrantes intentan saltar la valla en Melilla y seis guardias civiles resultan heridos

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha explicado que anoche partió un barco con unas 30 personas que tenían pasaporte y que aún no habría llegado a destino, en Huelva. Además, señalan que en las últimas horas también se ha dejado viajar a otros inmigrantes dentro de Canarias, pero sin abandonar las islas.

Este miércoles en el Congreso, Grande-Marlaska respondió a las peticiones de dimisión por la gestión de la crisis migratoria y, en concreto, confirmó que había abierto una investigación para esclarecer las circunstancias que rodean a otra decisión polémica: quién dio la orden de liberar a unos 200 inmigrantes en el muelle de Arguineguín que, posteriormente, fueron realojados en unas dependencias hoteleras.

La denuncia del alcalde de Santa Cruz de Tenerife

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha denunciado la llegada de 200 inmigrantes a la isla, tras el desalojo llevado a cabo en el muelle de Arguineguín, en el municipio de Mogán, en Gran Canaria.

En un mensaje en redes sociales, el regidor ha advertido de la presencia de 200 inmigrantes en el Puerto de Santa Cruz con la intención de desplazarse hasta Huelva, pero a los que no se ha permitido embarcar y se encuentran varados y sin un lugar donde pasar la noche.

Así, ha denunciado que ninguna autoridad --ni Cabildo, ni Delegación del Gobierno, ni Ejecutivo autonómico-- se ha personado en el lugar y se ha preguntado por qué se les permite viajar entre islas con su pasaporte pero no desplazarse a Huelva, "cuando todo es territorio nacional".

"Es inaceptable, impresentable", ha criticado sobre el papel del Gobierno en la crisis migratoria que vive Canarias. "La falta de información, compromiso y responsabilidad de este Gobierno, es un suma y sigue", ha añadido.

Oramas insta al Gobierno a "coordinarse" de una vez y dar vía libre al traslado de migrantes a la Península

Por su parte, la diputada de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, ha instado este jueves al Gobierno a "coordinarse" de una vez y a empezar a tomar decisiones para atajar el "drama migratorio" que vive el archipiélago, entre ellas, el envío de migrantes a la Península.

"Para que sea un tema europeo, España tiene que tomar decisiones. Si no deja retornar a la Península y considera que Canarias es una frontera con la Península, ¿por qué Europa va a tener una posición solidaria con España y con Canarias?", se ha preguntado, durante una comparecencia ante los medios en el Congreso.

La imagen de Canarias ante el turismo sale resentida

La diputada ha denunciado la "descoordinación" que, desde su punto de vista, se está produciendo tanto en el seno del Gobierno de coalición como entre el Ejecutivo central y el autonómico, en la gestión del drama que viven las islas, y, en concreto, el Muelle de Arguineguín (Gran Canaria) donde permanecen hacinados 2.301 migrantes.

Oramas ha contrapuesto a la situación al actual con la colaboración entre administraciones que sí hubo en la crisis migratoria de 2006 cuando José Luis Rodríguez Zapatero presidía el Gobierno central y Coalición Canaria el insular, que ahora está en manos del PSOE. "Ahora no se coordinan ni con el Gobierno de Canarias ni con sus ministros entre sí", ha denunciado.

La diputada ha insistido en que Canarias "no tiene capacidad" para integrar a estas personas y ha hecho hincapié en que esta situación está deteriorando la imagen del archipiélago y tiene consecuencias para el ya maltrecho sector turístico. "¿Quién iría de vacaciones a Lesbos, Moira o Lampedusa", se ha preguntado, emplazando al Gobierno a tomar cartas en el asunto.

"Necesitamos que esta situación en Canarias sea provisional y que el Gobierno aplique las mismas de coordinación que se tomaron con Zapatero", ha incidido, recordando que ahora no se llega a acuerdos con los países emisores de migrantes, que hay que utilizar las patrulleras de Frontex, arreglar el radar SIVE, "que está estropeado", así como garantizar una acogida humanitaria y una política de trasladado hacia la Península y los países de retorno.

Laya achaca la crisis migratoria en Canarias a las redes criminales

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha señalado este jueves que no tiene dudas sobre el compromiso de Marruecos para cooperar con España en cuestiones migratorias y ha atribuido la crisis que se vive en Canarias a las redes criminales.

González Laya ha desvinculado el auge de las llegadas de migrantes al archipiélago canario de la situación en el Sáhara Occidental, donde se han reactivado el conflicto entre Rabat y el Frente Polisario, rechazando que sea una forma de presión al Ejecutivo español.

"No tengo absolutamente ninguna duda de la cooperación de Marruecos con España en la gestión de los flujos migratorios y de la voluntad con la que lo está haciendo", ha señalado tajante.

Según ha explicado González Laya, el perfil de las personas que llegan a las islas es el de hombres jóvenes que huyen de la falta de oportunidades laborales por los problemas derivados de la pandemia del coronavirus. "Eso nos parece que está ocurriendo después de examinar el perfil de quienes llegan a nuestro país", ha dicho, asegurando que la agencia europea Frontex está ayudando a identificar a los migrantes.

A su juicio, la activación de la ruta migratoria hacia Canarias tiene que ver con el papel de las redes de tráficos de migrantes en África. "Esta es una de las razones por la cual el Ministerio de Exteriores está trabajando con los países de origen y de tránsito para trabajar juntos e identificar esas mafias ilegales", ha subrayado la ministra.

Marlaska viaja a Marruecos para intentar frenar la ruta migratoria a Canarias

Y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, viajará este viernes a Rabat (Marruecos) para reunirse con su homólogo, el ministro del Interior marroquí, Abdelouafi Laftit, con quien abordará la crisis migratoria en Canarias poniendo en valor los "buenos resultados" de la colaboración entre ambos países en 2019.

Según explican fuentes de Interior, Grande-Marlaska destacará en su séptimo viaje oficial a Marruecos los éxitos alcanzados el año pasado, cuando se consiguió "revertir la tendencia creciente de llegadas irregulares en el año 2018 con un descenso del 50 por ciento". "Son una muestra del camino a seguir en la actualidad, especialmente en lo relativo a las salida hacia las Islas Canarias", apuntan desde el Ministerio.

Interior ha señalado que este viaje forma parte de la agenda internacional de Grande-Marlaska, "centrada especialmente en la cuestión migratoria, y que en los últimos meses le ha llevado a visitar Argelia, Túnez y Mauritania".

El último viaje del ministro a Marruecos tuvo lugar el 6 de febrero de 2020 y entre la agenda de esa visita ya se incluyó en un lugar destacado la cooperación en la gestión de los flujos migratorios, "especialmente en lo relativo a la ruta de la fachada atlántica".

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario