"¡Es un disparate!" Díaz define el absurdo indulto a los golpistas presos y fugados

  • Cataluña
  • 16-11-2018 | 12:11
  • Escribe: Guillermo Vives

La dirigente socialista andaluza no entiende cómo puede hablarse de indulto "cuando el proceso está en pleno desarrollo".


La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la reelección con el PSOE-A, Susana Díaz, ha manifestado este viernes que es "un disparate" hablar de posibles indultos a políticos catalanes encausados por el proceso independentista cuando el procedimiento judicial contra ellos está "en pleno desarrollo".

Así lo ha indicado la también secretaria general del PSOE-A en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, en la que, al ser preguntada por los posibles indultos a políticos independentistas, ha señalado que, cuando la justicia mantiene un procedimiento abierto, "todos le debemos respeto".

"El proceso está en pleno desarrollo"

De lo contrario, según ha advertido, "cuestionamos el Estado de derecho, nos adelantamos a la sentencia que dicte el tribunal y eso quiebra la presunción de inocencia de los españoles". "Me parece un disparate que se hable de indultos cuando el proceso está en pleno desarrollo", ha insistido.

Por otro lado, la presidenta de la Junta ha diferenciado su situación al frente de la Administración andaluza en la última legislatura respecto a la que se da en España, que es "distinta", porque el país "ha estado toda una legislatura" en una situación "inestable, encanallada, con Presupuestos que se aprobaban fuera de plazo", según ha comentado.

En ese sentido, ha destacado que su Gobierno ha podido aprobar en la legislatura de 2015 a 2018 tres Presupuestos, siendo además siempre la primera comunidad que los sacaba adelante, y ello cuando el presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, "entendía que su contribución a la política pasaba por la estabilidad", aludiendo al pacto de investidura que socialistas y Cs alcanzaron en 2015 en Andalucía.

Susana Díaz, contra Albert Ribera

Sin embargo, ha lamentado que esa situación cambió cuando el líder del partido naranja "entró en estado de nervios tras la moción de censura" contra el Gobierno de Mariano Rajoy y tras la elección de Pablo Casado como presidente del PP, y entonces Rivera "optó por la política de negarnos el pan y la sal".

Susana Díaz ha indicado que aspira a que Andalucía siga teniendo "estabilidad" tras las elecciones del 2 de diciembre, y ha insistido en señalar que hacer un "paralelismo" con la situación española es "imposible".

En ese sentido, la dirigente andaluza ha manifestado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "tiene que gobernar con un Parlamento fragmentado y con muchos partidos que se han tirado al monte", y al respecto ha señalado que respeta que el Ejecutivo central socialista tenga que recurrir a la aprobación de decretos para ejercer su labor de gobierno. "Es una prerrogativa suya", ha señalado Susana Díaz.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario