ERC presume de su chantaje a Pedro Sánchez

  • Cataluña
  • 25-12-2019 | 23:12
  • Escribe: Gonzalo Palacios

ERC espera a que la Abogacía del Estado se pronuncie sobre Junqueras para decidir si apoya o no la investidura de Pedro Sánchez.




No lo ocultan. No les da vergüenza. Esquerra Republicana de Cataluña está sometiendo a un vergonzoso chantaje a Pedro Sánchez. Cuando más desesperado va el líder del PSOE para acelerar su investidura como presidente, más altas son las condiciones de ERC. Ahora va de que la Abogacía del Estado, que depende del Gobierno, se manifieste a favor de la salida de la cárcel de Oriol Junqueras.

La Abogacía del Estado, contrariamente a la Fiscalía, apostó por la sedición y no por la rebelión en el juicio del Supremo contra los presos del Procés. Y ahora la Abogacía del Estado debe pronunciarse sobre su posición, a petición del Supremo, acerca de la situación de Junqueras después de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que ha considerado que el líder separatista debe disfrutar de inmunidad y tiene derecho a ejercer el cargo de eurodiputado para el que fue elegido.



A la espera de lo que diga la Abogacía del Estado

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha explicado que su formación está a la expectativa del informe de la Abogacía del Estado sobre la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) sobre la inmunidad de su líder, Oriol Junqueras, y, si avala la tesis de los republicanos, volverán a las negociaciones, que están pendientes de "últimas concreciones" para dar credibilidad al diálogo que ofrecen los socialistas.

Y si no las avala, rechazo a Pedro Sánchez y nuevas elecciones. Es el vil chantaje de estos separatistas que piden, piden y piden y no dan nada a cambio de nada.



Vilalta ha asegurado a Europa Press que en las negociaciones han ido avanzando en el acuerdo reconociendo que hay un conflicto político y que se tiene que resolver mediante el diálogo a través de una herramienta --una mesa de diálogo-- en la que los republicanos piden que se pueda hablar de todo, que los gobiernos hablen de igual a igual, que tenga un calendario y unas garantías del cumplimiento de los acuerdos.

Las condiciones de los separatistas

"Lo que queda, más allá de acabar de concretar alguna cuestión en la definición de la propia mesa, es hacer creíble que esta mesa será útil para activar esta vía política. Nosotros creemos que lo es, queremos que lo sea, que sea útil para toda la ciudadanía y estamos en la concreción de que verdaderamente sea el instrumento que todas las partes veamos como útil", ha concretado.



"Esto es lo más importante: cómo hacer creíble que esta mesa de negociación --sin ser ingenuos y siendo escépticos, pero sin renunciar a la oportunidad que nos da esta mesa-- la hacemos real y útil; una herramienta que creamos necesaria".

Los republicanos celebraron el sábado su congreso en el que aprobaron su ponencia política que dibuja la hoja de ruta de ERC en el que sitúan diversas formas de celebrar un referéndum y Vilalta insiste en que esa idea es "compatible" con la negociación socialista, ya que uno de los puntos que debe tener esa mesa de diálogo es que se pueda hablar de todo.



No tienen prisa... para apurar a Sánchez

Preguntada por si le ponen límite en el tiempo a esa negociación para encontrar la solución al conflicto, ha replicado que ERC "nunca cerrará la vía del diálogo, porque es una bandera que se ha levantado siempre y que nunca se bajará".

"Nunca renunciaremos al diálogo, y, a la vez, si esto lo concretamos en esta mesa de negociación en la que ahora querríamos que se sentaran Cataluña y el Estado español, es evidente que no estaremos años y años y años si no hay avances. Tiene que haber un límite temporal --sin prisa pero sin pausa--, que permita llegar a unos acuerdos con unas conclusiones que puedan validarse e implementarse", ha zanjado.

Lo que sí ha descartado la dirigente republicana es que en la actual negociación con el PSOE esté sobre la mesa un acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2020, porque no están llevando a cabo una negociación "tradicional".

"Estamos sentados hablando con el PSOE para poder crear este instrumento, la mesa de negociación, que nos permita empezar estos trabajos para solucionar democrática y políticamente el conflicto. Después, si esto avanza, si la mesa de negociación sale adelante, ya nos plantearemos lo otro", pero sería en otra negociación posterior a la investidura.

Juegan con el rechazo de las derechas a ser alternativa a ERC

Preguntada por si cree que los socialistas tienen alternativas si no consiguen el aval republicano, ha explicado: "No vemos a los partidos de derechas ni de extrema derecha dispuestos a facilitar una investidura ni vemos a Sánchez con la intención de pactar ahora con las derechas".

"De hecho, por eso nosotros vemos esta oportunidad para poder hacer valer la fuerza de las urnas de las últimas elecciones y traducir aquellos votos , traducir la confianza que nos ha dado la ciudadanía, en algún resultado", ha concluido.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario