¿En qué estaba pensando Marlaska al elegir al nuevo número 3 de la Guardia Civil? ¡¡De locos!!

  • Política
  • 31-05-2020 | 08:05
  • Escribe: Amparo Corredor

Marlaska pone al cargo a Félix Blázquez, que cuenta con la denuncia de un agente por acoso




El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, está moviendo todos los cargos de la Guardia Civil, aunque no con mucho acierto.

Después de la marcha del coronel Diego Pérez de los Cobos y del DAO Laurentino Ceña, hay que sumar la despedida del número tres de la Benemérita, el teniente general Fernando Santafé.



Marlaska ha visto buena idea poner como nuevo número 3, en el Mando de Operaciones de la Guardia Civil, al general de brigada Félix Blázquez, que no presenta un buen expediente.

Presuntos delitos

Blázquez está siendo investigado en un juzgado militar por los presuntos delitos de prevaricación administrativa y contra la integridad moral en un presunto episodio de acoso laboral contra un agente.



El agente empezó a recibir sanciones con varios expedientes disciplinarios que le hicieron perder su destino laboral y, también, acarrear con cinco expedientes disciplinarios, cuatro graves y uno muy grave cuya sanción económica alcanzó los 15.000 euros.

El especialista en Psiquiatría del Hospital Militar de Zaragoza, el Teniente Coronel D. José Carlos Fuertes Rocañín, emitió un informe el 12 de diciembre de 2017 hablando sobre el agente en cuestión, tal y como publicó La Razón.



"Desde su llegada al destino de Llodio se han producido una serie de problemas que a este perito le resultan cuando menos peculiares. El citado Guardia ha sido expedientado en tres ocasiones por unos motivos que nos parecen, por el relato que nos hace el informado, que debería ser investigados de forma más pormenorizada, ya que por lo que se nos relata pudiera ser constitutivo de un presunto acoso laboral", relató José Carlos Fuertes Rocañín.

"Siendo iniciada su baja por el psicólogo por diagnostico de personalidad anómala, aspecto que no constatamos por la exploración hecha ya que lo único que se aprecia es un estado de estrés agudo por la presión laboral y los expedientes disciplinarios abiertos", sentencia el especialista.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario