¿En qué época del año es mejor hacerse un tatuaje?

¿En qué época del año es mejor hacerse un tatuaje?

02/10/2022

| Laura Abad

Facebook
Twitter

Es posible que no sepas que, dependiendo de la época del año en que nos encontremos, el proceso podrá variar, de manera que vamos a intentar desvelar las dudas acerca de qué momento es el mejor para tatuarse

Vamos a diferenciar dos épocas del año principales que son el verano y el invierno, ya que en ambas es frecuente la realización de todo tipo de trabajos, pero vale la pena que consideremos algunas recomendaciones ya sea para elegir el momento ideal o para mejorar las perspectivas si lo hacemos fuera de época.

Los meses de frío son los mejores a la hora de hacerse un tatuaje, y esto se debe a que la temperatura, al ser más baja, no sólo evita que sudemos, sino que además también cubrimos más nuestro cuerpo por lo que hay una mayor protección.

Lo ideal es que la temperatura sea inferior a 30 ºC, con lo que tendremos más garantías no sólo de que el tatuaje quede perfecto, sino de evitar molestias e incluso infecciones.

Pero ¿por qué el calor afecta negativamente a nuestro tatuaje?

El verano se convierte en la época del año menos recomendable para hacerse tatuajes debido a diferentes factores que van desde el efecto del sol hasta el sudor. Hay que tener en cuenta que, cuando nos hacemos un tatuaje, durante las primeras semanas vamos a tener que extremar las precauciones.

No sólo debemos mantenerlo bien limpio y alejado de riesgos de infección, sino que además, también hay que llevar un protector de plástico, lo cual con el calor se puede convertir en un auténtico incordio.

Cabe destacar que en estos meses es habitual que vayamos a la playa, la piscina, etc. pero si nos acabamos de hacer el tatuaje, una de las premisas fundamentales es no mojarlo, y menos con aguas que tienen una alta concentración en sal, cloro, etc.

El efecto del sol sobre los tatuajes recién hechos también es otro punto para considerar. Básicamente, la tinta puede ir modificando su tonalidad, pudiendo incluso llegar a difuminarse.

No obstante, es importante tener en cuenta que todos estos aspectos van a variar de forma considerable en función de cada persona en particular, es decir, los hay que sudan poco, o que no van a la piscina o la playa en verano, etc., por lo que en cada caso deberemos estudiar nuestra condición específica, pero siempre tendremos en cuenta la seguridad por encima de todo.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario