En diez días este señor será el nuevo presidente del Barça (para alegría de Messi)

  • Deportes
  • 03-10-2020 | 08:10
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Carles Tusquets presidirá la Junta Gestora del Barça tras la renuncia de Bartomeu prevista para el 13 de octubre.


Josep María Bartomeu tiene decidido dejar la presidencia del Barça el próximo 13 de octubre. Dentro de diez días. Tiene todos los números. El 14 de octubre Carles Tusquets podría sentarse en su sillón presidencial como presidente accidental de una gestora que velará por los intereses del FC Barcelona hasta que las elecciones deparen un nuevo presidente.

Bartomeu se irá antes que someterse a una moción de censura

Bartomeu lo tiene decidido. No se aferrará a la poltrona y dimitirá si las papeletas recogidas por los impulsores de la moción de censura contra su gestión consiguen salvar el corte de las 16.520 firmas válidas. Por lo que se va sabiendo del recuento, los opositores de Bartomeu obtendrán con holgura las firmas necesarias para plantear un referéndum, Bartomeu sí, Bartomeu no, a la masa social barcelonista.


Bartomeu está deseando que le echen del Barça

Y Bartomeu no tiene intención de someterse a un referéndum, según ha podido saber Don Diario. Juega a su favor la norma recogida en los estatutos de que es necesario el 66,6% de votos contrarios a su gestión partiendo de un mínimo del 10% de la masa social participando activamente en la motación de la moción de censuta. En las dos mociones anteriores vividas en el Barça, Josep Lluis Núñez y Joan Laporta salvaron este escollo, aunque este último por los pelos, ya que obtuvo un rechazo de un 60% de los votantes, el 6% menos de lo que se precisaba para echarle de la presidencia. 


Nunca antes un presidente del Barça se fue por una moción de censura

Cuando quedan todavía 12.192 firmas por verificar, ya han sido aprobadas casi 9.000, por lo que todo indica que se sobrepasará la cifra mínima exigida, de 16.520 firmas, para continuar adelante con el proceso encaminado a forzar la marcha de Bartomeu de la presidencia culé.

Bartomeu es consciente de que tiene la guerra perdida en las urnas y prefiere irse antes de sufrir una humillación final ganándose el rechazo de la masa social barcelonista convirtiéndose en el primer presidente del Barça que es forzado a dimitir por una moción de censura. Además, las últimas operaciones de compras y ventas le han servido para maquillar las cuentas en una temporada difícil en la que la pandemia ha impedido cumplir con los objetivos marcados, que eran superar los mil millones de euros en ingresos.



Carles Tusquets, nuevo presidente

De conseguir las firmas los impulsores de la moción, Bartomeu tiene previsto reunirse con su junta directiva el martes 13 de octubre para valorar entre todos la estrategia más conveniente a seguir.

¡Messi se queda! Bartomeu ya tiene pie y medio fuera del Barça

Si Bartomeu, como está previsto, dimite. Cesará también el resto de la junta, quedando el club en manos de una Junta Gestora que estaría presidida por Carles Tusquets, ex tesorero del club en la época de Josep Lluis Núñez y actualmente presidente de la Comisión Económica. Y será entonces responsabilidad de Tusquets fijar una nueva fecha para las elecciones, que Bartomeu fijó para los días 20 y 21 de marzo. Tusquets deberá convocar elecciones entre 40 y 90 días después de la dimisión  de Bartomeu.

Sin fichajes en enero

Teniendo en cuenta que el presidente de la Junta Gestora sólo podría tomar decisiones administrativas que salvaguarden la vida normal del club, el Barça perdería la posibilidad de fichar o vender jugadores en el mercado de invierno, porque esta atribución no se contempla en el cargo de presidente accidental.

Bartomeu tiene decidida su dimisión porque es consciente de las dificultades que los impulsores de la moción han tenido para reunir las firmas, por la pandemia y por la inexistencia de partidos con público en el Camp Nou. Aún así han conseguido el respaldo popular de 20.731 socios. Cuatro mil más de los requeridos. Y Bartomeu no desea imitar a Laporta, que se aferró al cargo sabiendo que el 60,6% de los socios le rechazaban.

El calentón de Messi

Por otra parte, Bartomeu no es partidario de convocar dos veces a los socios en apenas tres meses teniendo en cuenta la situación de pandemia que se vive en la ciudad en los últimos meses y por el coste económico. Cada convocatoria a los socios le cuesta al club alrededor de un millón de euros.

¡Brutal ataque de Messi a Bartomeu por el despido de Luis Suárez!

El Barça se apresta a vivir un momento importante en su historia. Está a punto de despedir a su primer presidente vía moción de censura. Y todo por el calentón de Messi que ha puesto al barcelonismo en contra de su presidente. 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario