Emboscadas, deslealtades y traiciones: ¡El desgobierno de Cataluña!

  • Cataluña
  • 19-11-2020 | 06:11
  • Escribe: Pedro Riscal

ERC se levanta de la mesa del comité de crisis del Covid-19 al sentirse traicionado por una filtración de su socio de gobierno, JxCat


Hay nervios en el panorama político catalán. El quinto puesto augurado por el CIS a JxCat, el partido de Puigdemont, supone un descalabro en toda regla y ha generado tensión en el Govern de la Generalitat, en donde hoy se ha escenificado la nula sintonía entre los dos socios (ERC y JxCat) por las filtraciones que se han producido sobre las medidas a adoptar sobre el Covid-19. Nadie se fía de nadie.

Y detrás de todo, la rivalidad, que roza el enfrentamiento, entre Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, que se juegan mucho, muchísimo, en las próximas elecciones catalanas. 


La desconfianza es total. Así se entiende que ERC haya abandonado la mesa de trabajo sobre las medidas que el Govern debe adoptar contra el Covid-19 mostrando así su disgusto contra JxCat, su socio de gobierno, por las filtraciones que se han producido durante las últimas horas.

Filtraciones y traiciones entre los socios independentistas del Govern

El origen del desencuentro viene dado por la filtración a RAC1 esta misma mañana acerca de las modificaciones previstas sobre las restricciones en la restauración con medidas como la apertura de los restaurantes hasta las 21 horas y no hasta las 17 horas, como se había avanzado. Las decisiones se habían pactado la noche anterior. 


ERC entiende que miembros de JxCat han filtrado las medidas de desescalada atendiendo a intereres particulares que han primado sobre el bien colectivo. Y Pere Aragonès, el presidente en funciones, ha estallado: "es lamentable que se hayan filtrado borradores que se están trabajando internamente al Govern. Esto no se puede volver a producir. Lo que ha pasado hoy es una falta de respeto total".

Ciudadanos pide al Govern que copie a Madrid y haga las cosas bien



Lo que queda de todo esto en la ciudadanía es la sensación de que los políticos que deben gestionar el estado de alarma, las restricciones y los cierres perimetrales están más pendientes de resolver sus cuitas particulares que de solucionar los problemas de la población.

Y mientras tanto, Madrid, sin cierres y con medidas más razonables, está respondiendo mejor al virus que una Cataluña cerrada a cal y canto, que sufre el consiguiente perjudicio económico y social para sus habitantes

ERC a JxCat: "Basta de rencillas"

Por su parte, el presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha advertido este miércoles a JxCat de que no pueden tener la sensación "de que gobierno y oposición se sientan en el Consell Executiu" en la gestión de la segunda ola de la pandemia del coronavirus, y ha llamado a abandonar el partidismo y a actuar conjuntamente.

"No nos podemos permitir que haya a veces la sensación de que tenemos diversos gobiernos, o que algunos días tengamos la sensación de que gobierno y oposición se sienta en el Consell Executiu. Hay que dejar los partidismos, y acabar con las discusiones absurdas y el ruido en medios y redes", ha sostenido en su intervención sobre la gestión del Covid-19 ante el pleno del Parlament.

Torpedo al Govern catalán: "Es más importante que los amiguetes se lucren y hagan caja que el drama de las residencias"

También ha asegurado que no les gustan las filtraciones que, a su juicio, sólo pretenden generar presión: "Basta de rencillas, de ir por libre, de buscar el desgaste de quien debe ser el compañero. Basta de filtraciones interesadas para salir luego a hacerse el ofendido. Es el momento de la lealtad".

Según Sabrià, tienen la sensación de que hay miembros del Govern que hacen de 'lobby' y defienden a ciertos sectores de la sociedad, actitud que ha afeado porque "ser conseller es trabajar para todo el mundo, buscar el consenso y pensar en el país globalmente".

Tras apelar a la prudencia ante la reapertura de ciertos sectores, ha criticado también que se compare la situación de Cataluña con la de Madrid "de manera alegre y malintencionada", y responsabiliza de ello a determinados sectores, espacios ideológicos y expertos.

Y el PSC aprovecha la coyuntura para rascar votos

Y al PSC le ha faltado tiempo para intervenir y poner paz espoleado por los resultados de la última encuesta del CIS que le confirman como segunda fuerza política catalana muy por delante de JxCat y Ciudadanos.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha llamado a JxCat y ERC a resolver sus diferencias por "respeto al conjunto de la población" después de que los consellers republicanos hayan abandonado este mismo miércoles la reunión del Govern sobre medidas para hacer frente a la segunda ola del Covid-19 por las filtraciones del plan de desescalada en la prensa.

La última encuesta del CIS: Si las elecciones fueran mañana...¿A quién votarían los españoles?

"Os emplazo a que resuelvan esta situación de inmediato, no nos lo podemos permitir ni un segundo más", ha dicho el socialista este miércoles durante su intervención en el pleno del Parlament, dirigiéndose a los socios de Govern.

"Hay mucha confusión en la opinión pública", ha advertido Iceta, que también ha afeado al Govern por criticar y responsabilizar, según él, a los medios de comunicación por las filtraciones del borrador del plan de reapertura de las actividades restringidas por la pandemia diseñado por el Govern.

De cara a una posible tercera ola de Covid-19, ha pedido reforzar los servicios públicos, asegurar la capacidad asistencial y de dobles circuitos en los centros sanitarios y garantizar la capacidad para atender a pacientes que presentan otras enfermedades, algo que según Iceta no se ha hizo con "celeridad" durante la primera ola.

En ese sentido, ha instado al Govern a movilizar más recursos y a utilizar la capacidad de endeudamiento, avalada por el Gobierno central: "Hay recursos y competencias", ha recordado.

El "debate interno" del Govern interfiere en la desescalada en Cataluña

Por su parte, el conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Miquel Sàmper, ha afirmado este martes que la Generalitat aplicará a partir del lunes las medidas de desescalada previstas a pesar de las discrepancias en el Ejecutivo: "Evidentemente que tendremos las medidas previstas para el día 23, nos comprometimos. Que nadie se confunda, el debate interno, que lo hay, en el Govern, no lo impedirá".

Lo ha dicho al contestar a los grupos parlamentarios en su intervención sobre la gestión del coronavirus en el Parlament, y ha defendido sobre los partidos que componen el Govern: "Tenemos derecho a pensar cosas con cierta diferencia y tenemos la obligación de encontrar un punto de encuentro en estas legítimas y necesarias controversias ideológicas".

En respuesta a las críticas de la oposición, Sàmper ha asegurado que se diseñarán las medidas "en beneficio de la ciudadanía, de ningún lobby, de ningún interés gremial o corporativo".

El propio independentismo le pide a Puigdemont que no engañe más

Sobre la filtración del borrador de las medidas previstas, ha dicho que "no puede volver a pasar porque en ningún caso es aceptable" que se conozcan las medidas que afectan a varios sectores antes de haberse consensuado entre los miembros del Govern, por lo que ha considerado que ha sido un error que se diera a conocer.

"Un debate muy intenso"

Sàmper también ha hecho autocrítica en cuanto a la gestión del Govern, ha asumido que "es evidente que hay cosas que se podrían haber hecho mucho mejor", y ha afirmado que la complejidad de la pandemia no puede servir para excusar algunos errores.

"Las cosas que no se hayan hecho bien, se harán mejor a partir de ahora porque la ciudadanía lo merece, y sobre todo no vean una descoordinación, vean un debate muy intenso", ha dicho en referencia a las discrepancias internas en el Govern.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario