¿Elecciones anticipadas? El Gobierno 'Frankenstein' pende de un hilo

  • Política
  • 08-05-2021 | 21:05
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera




Voces socialistas aseguran que el PSOE tendría muy difícil conquistar el voto en unas generales, de volver a acudir a las urnas con la izquierda radical.

Pedro Sánchez se personaba al comienzo de la campaña electoral de Ángel Gabilondo como presidenciable socialista por la Comunidad de Madrid, abalando, desde la Presidencia del Gobierno, al candidato del PSOE.

Una acción que repitió el lider de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que tomaba la decisión de abandonar la vicepresidencia segunda del Gobierno para liderar a su partido en los comicios madrileños.



Acciones que povocaron que la aplastante victoria de la popular Díaz Ayuso haya sido entendida como un 'aviso' al Gobierno nacional, en decadencia tanto en escaños como en apoyos de la ciudadanía, tras más de un año de pandemia y mala gestión del Ejecutivo socialcomunista.

Gabilondo sigue los pasos de Iglesias y lo deja tras la debacle socialista



Algo que se veía aún más engrandecido tras la salida de Iglesias de la política nacional, dejando a Pedro Sánchez, al menos durante unas cuantas semanas, completamente solo en la dirección del Ejecutivo, y en las negociaciones con los grupos independentistas del Gobierno, los nacionalistas vascos y catalanes.

Una proximidad que no gusta desde las filas más tradicionales del PSOE, que empiezan a valorar como la 'única salvación' para el socialismo la inmediata separación de Pedro Sánchez de los secesionistas... aunque ello conlleve la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones generales.



Voces socialistas cargan contra la extrema izquierda

"Pablo Iglesias ha hecho mucho daño al PSOE" ha asegurado José Bono, ex ministro de Defensa y ex presidente de Castilla-La Mancha. Una unión con los morados que podría acabar arrastrando al abismo a los socialistas, según Antonio Miguel Carmona: "Si no hay un cambio de rumbo, el PSOE va hacia la derrota segura en unas elecciones generales, porque quedan cientos de miles de trabajadores en ERTE que van a ir al paro, y sobre todo, porque ERC va a seguir exigiendo cosas imposibles".

"Una izquierda con el discurso antifascista de Pablo Iglesias es una izquierda que pierde" ha asegurado el ex ministro Ramón Jáuregui, tal y como ha registrado Vozpopuli "Lo sabíamos ya. En el año 2000 fuimos con IU y perdimos con una mayoría absoluta del PP".



La irresponsable vicepresidenta Calvo compara a los votantes de Ayuso con el nazismo

Una mayoría absoluta de los populares que se ha convertido en la mayor pesadilla de los socialistas tras la derrota en Madrid ya que, a la inestabilidad del Gobierno nacional provocada por la salida de Iglesias y la caída de apoyo ciudadano a las fuerzas de izquierdas, se une la euforia del Partido Popular al saberse cada vez más apoyado por los votantes.

Euforia contra la cual el único plan de Pedro Sánchez, centrado en evitar las elecciones y su salida de Moncloa, es la llegada de la vacunación masiva y las ayudas económicas europeas, las cuales podrían aplacar a la ciudadanía y la posibilidad de alargar el Gobierno Frankenstein dos años más, a pesar de contar con el rechazo de los propios barones socialistas.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario