El zasca definitivo de Sánchez a Tardà deja temblando a los indepes

  • Cataluña
  • 14-11-2018 | 12:11
  • Escribe: Guillermo Vives

Sánchez le pide al golpista Tardà que se aclare: por un lado duda de la independencia de los jueces y por otro le chantajea con los presupuestos si no interviene en la Justicia.


Pedro Sánchez ha sacado los colores a Joan Tardà, el representante independentista en el Congreso, echándole en cara su doble rasero sobre la Justicia. Cuando interesa hay que intervenirla y cuando interesa debe ser independiente.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha censurado a Esquerra Republicana (ERC) que hable de jueces "comprados" para criticar el acuerdo del PSOE y PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al mismo tiempo que pide al Ejecutivo que intervenga en la Justicia para retirar las acusaciones que pesan sobre los presos independentistas.

De esta forma ha respondido Sánchez durante el Pleno del Congreso al portavoz parlamentario de ERC, Joan Tardà, que ha dedicado una retahíla de adjetivos contra la el sistema judicial español, singularmente por la "causa abierta" contra el independentismo, y quien, además, ha cuestionado el "reparto de poder" del PP y el PSOE de los jueces.

Tardà ha dicho: “El sistema judicial español es endogámico, clasistas, machista y prevaricador y con reminiscencias fascistas”. Y ha añadido: "La justicia es lenta, centralista y asimilacionista. Los jueces tienen aversión hacia el euskera, el catalán y el gallego. El sistema es poco garantista”.

La propaganda golpista en el Congreso

El líder independentista, muy alterado, ha insistido en reclamar a Sánchez que “pida ahora la dimisión del juez Carlos Lesmes y pida también disculpas por el pasteleo que ha hecho con Pablo Casado para nombrar a los jueces, porque si no lo hace, no saldremos de este estercolero y se demostrará que los jueces son títeres del Gobierno o que los tienen comprados. que no nos digan que hay división de poderes porque lo que hay es reparto de poderes. Y ha añadido sobre el juicio a los políticos presos que es “una causa de venganza y crueldad para escarmentar a Catalunya con una sentencia que ya está firmada”.”.

En su respuesta, el presidente ha discrepado de los calificativos que Tardà ha dirigido a la justicia española, ha pedido "autocrítica" a las instituciones catalanas y ha recordado que es la Constitución la que establece que la elección de los vocales del CGPJ le corresponde al Legislativo.

"Lo que no reconoce --ha apostillado-- la Constitución es la injerencia del Ejecutivo en el Judicial", como pide ERC que haga con la Fiscalía en favor de los líderes independentistas encarcelados por el referéndum ilegal de 1 de octubre de 2017.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario