El vídeo censurado de Jesús y Lara en la cama dando rienda suelta a su pasión

  • TV y Cine
  • 19-03-2021 | 09:03
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Stephany sufre un fuerte ataque de celos ante el acercamiento entre Jesús y la otra tentadora.




Mientras la relación entre Jesús y Marina parece romperse a pasos agigantados, ambos parecen haber encontrado de nuevo la ilusión por el amor en sus respectivas islas.

Así pues, mientras Marina e Isaac se confesaban amor en uno de los últimos vídeos ofrecidos a Jesús en la hoguera, el novio de Marina tampoco se quedaba atrás dando rienda suelta a su pasión en la isla de los chicos.



Y lo hacía sorprendiendo a todo el mundo... con su acercamiento a Lara. Y es que en este último programa, ambos han estado muy pegaditos, tanto tomando el sol, como en la posterior fiesta en Villa Playa.

Cristina Pedroche, a un paso de dejar Zapeando: la eterna colaboradora quiere volar alto



"Eres una tía top. Eres la tía que más me ha impresionado" aseguraba el concursante a la gallega "De menos a más, físicamente me has impresionado la que más, tienes piernas altas y culo".

Hasta que ocurría lo inevitable, y volvía a saltar la alarma: concretamente, el sevillano acompañaba a su dormitorio a Lara, con quien se fundía en un apasionado beso en el marco de la puerta, que les llevaba inmediatamente a compartir cama.



"Por favor, comportémonos" pedía ella, entre risas, al novio de Marina.

Stephany, deseando abandonar la isla 

Sin embargo, este cambio repentino de Jesús no sólo podría doler a Marina: y es que la verdadera afectada ha sido Stephany, la primera 'tentación' de Jesús en la isla, que ahora se siente apartada por Lara.



Por algo tiene fama de mala compañera: Lydia Lozano vuelve a meter la pata hasta el fondo

"Veo que llevan mucho rato hablando y tendría que estar conmigo, ya que soy yo la que le gusta. No entiendo qué hace con Lara" comentaba Stephany ante las cámaras, visiblemente dolida por la actitud de Jesús.

Una situación que llevaba a la tentadora a derrumbarse ante Carla: "Me quiero ir a mi casa" aseguraba, al borde de las lágrimas, mientras la catalana intentaba consolarla, en vano.

Facebook Twitter


Deja tu Comentario