El último intento de Puigdemont por internacionalizar el procés

  • Cataluña
  • 22-03-2021 | 08:03
  • Escribe: Daniel Guerra

El independentista fugado mantiene que el Gobierno de España mantiene su "hostilidad" contra los catalanes desde 2017.


Tras la organización del 1 de octubre de 2017, Carles Puigdemont, por aquel entonces president de la Generalitat de Cataluña, huyó de España tras ser acusado de rebelión, sedición y uso indebido de fondos públicos para la organización de la votación ilegal catalana.

Casi cuatro años después, Puigdemont y sus asesores más cercanos siguen huidos de la justicia española en Waterloo, protegidos por su inmunidad parlamentaria como eurodiputados del máximo organismo legislativo de la UE.


Una situación a punto de cambiar, ya que este mes, el Parlamento Europeo votaba para retirar la inmunidad a estos tres independentistas, allanando así el camino a su posible extradición a España, donde responderían por los delitos cometidos en 2017 ante la Justicia.

Volkswagen se plantea sacar de Cataluña su proyectada fábrica de baterías


Sin embargo, Carles Puigdemont aún busca encontrar apoyo internacional a su causa, asegurando que ceder a las exigencias de España ante su caso sería una "amenaza" contra la "democracia europea".

"Cuando un miembro del Parlamento Europeo es procesado políticamente y el parlamento no defiende su inmunidad, es una muy mala señal [...] una clara amenaza contra uno de los fundamentos de la democracia europea" ha asegurado Puigdemont en una entrevista con 'Going Underground' de RT con Afshin Rattansi.



Declaraciones en las que ha asegurado que la cuestión secesionista catalana es de gran importancia para Europa, ya que los catalanes son "parte de Europa", y por tanto, la crisis independentista implica una crisis europea.

"El mensaje que queremos compartir con el resto de europeos es que los catalanes somos parte de Europa, y nuestra crisis es una crisis europea" ha señalado, contradiciendo así las declaraciones de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, que elogiaba la decisión del Parlamento Europeo: "Los problemas de Cataluña se van a resolve en España, no en Europa".

El arte de hacer el ridículo: nadie quiere saber nada de las urnas del 1-O expuestas en Reus

La "hostilidad" española provocaría que el juicio "no fuese justo"

Durante la entrevista, Puigdemont ha querido criticar que sus compañeros eurodiputados se posicionen a favor de la Justicia española, asegurando que, de ser extraditado, "no tendrá un juicio justo" en España.

"Es vergonzoso que las instituciones europeas tengan una prueba clara de que se trata de un enjuiciamineto político [...] y que colaboren y sean parte de ese enjuiciamiento" ha lamentado.

Cataluña, en manos de una hipócrita anti española al nivel de Torra y sus "bestias taradas"

Así mismo, ha querido señalar que, a pesar del cambio de Gobierno producido en 2020, la "hostilidad" hacia el nacionalismo catalán y sus principales representantes sigue vigente en la política nacional española.

"Nada ha cambiado. La gente permanece en la cárcel. La gente permanece en el exilio" ha argumentado, buscando la solidaridad europea para continuar viviendo, a base de fondos públicos, huído de la Justicia por los delitos cometidos.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario