El último disgusto de James Rodríguez a Zidane y el Real Madrid levanta ampollas

  • Deportes
  • 06-09-2020 | 20:09
  • Escribe: Francisco Rubio

La continuidad del futbolista colombiano en el Real Madrid impidió la llegada de Donny Van de Beek en 2019


James Rodríguez le ha costado un último disgusto al Real Madrid. El futbolista colombiano ha resultado clave para que el club blanco pierda un fichaje de presente y de futuro, el de Donny Van de Beek.

El futbolista holandés iba a jugar en el equipo madridista, estaba todo cerrado, pero finalmente James Rodríguez no encontró equipo y eso propició que Florentino Pérez le echara el freno a la operación. Este verano, Donny ha terminado firmando con el Manchester United y ha admitido públicamente que podría haber jugado en el Santiago Bernabéu.


La venganza de Florentino se sirve en plato frío: ¡¡Golpe terrible al Barça!! 

"Los clubes tenían un acuerdo cerrado y al final no se hizo, por alguna razón no se materializó. El Real Madrid se echó atrás porque hubo jugadores que al final se quedaron en el equipo", admitió el holandés.


Blanco y en botella. El único futbolista que se quedó en el Real Madrid y con el que Zidane no contaba era James. El colombiano, por tanto, echó por tierra una operación que habría mejorado notablemente el centro del campo del conjunto de Zidane. Ahora, se va al Everton prácticamente sin dejar dinero en caja después de un año casi en blanco.



El Real Madrid no quiso venderlo

También es verdad que si el Madrid no vendió el verano pasado a James fue porque no quiso. Había una oferta muy importante del Atlético de Madrid, pero el famoso partido de pretemporada en el que los rojiblancos golearon a los de Zidane decantó la balanza.

El Real Madrid decidió quedarse con James para no reforzar a un Atlético que al final ha terminado la temporada de la peor forma posible.

Guardiola pone en bandeja el fichaje de Mbappé por el Real Madrid

Eliminaron al campeón de Europa, el Liverpool, de pura chiripa en octavos de final de la Liga de Campeones pero hicieron el ridículo en Lisboa, como suele ser habitual para ellos en la ciudad portuguesa.

De este modo, Van de Beek será un diablo rojo más y como acabe explotando seguro que el madridismo se acordará de James Rodríguez, del 7-3 encajado en la pretemporada de 2019 y de la oferta del Cholo Simeone desaprovechada...

Facebook Twitter
Deja tu Comentario